En septiembre, el sector de los servicios fue el que presentó la mayor pérdida de población ocupada con una reducción de 731,764 plazas. De esta manera, las actividades terciarias rompieron con la tendencia de dos meses de crecimiento.

“El reporte de este mes muestra la incidencia del covid-19 sobre las actividades con un mayor grado de interacción física, pues mientras que los tres subsectores industriales generaron empleo, cinco de los ocho que integran al ramo de los servicios tuvieron pérdidas”, explicó Marcos Daniel Arias Novelo, economista en jefe de Grupo Financiero Monex.

Al interior del sector terciario, las actividades en restaurantes y servicios de alojamiento presentaron la mayor contracción en sus niveles de empleo con una pérdida de 382,810 ocupados. El comercio fue el segundo renglón más afectado con una disminución de 458,367 plazas.

“Los resultados negativos del mes son resultado del impacto de la tercera ola de casos de covid-19 en la economía. Ante el aumento de contagios de las nuevas variantes de coronavirus, las autoridades se vieron en la necesidad de reforzar las medidas de distanciamiento social y las restricciones en establecimientos comerciales”, expuso Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

En el caso de los servicios diversos, la pérdida fue de 105,353 empleos. En el otro extremo, los servicios sociales y gobierno tuvieron crecimiento en sus niveles de ocupación, pero no alcanzaron a cubrir las caídas en el resto de actividades.

“Algo que afectó agosto y probablemente se extendió en septiembre fue el tema de la pandemia. La recuperación en este sector aún no está completa, pero sí esperamos un rebote, sobre todo ahora con el semáforo verde de octubre”, señaló Ricardo Aguilar Abe, economista en Jefe de Invex.

En ese sentido, Daniel Arias aseguró que la brecha de recuperación de los niveles de ocupación prepandemia está vinculada esencialmente a las actividades en servicios, pues acumulan una pérdida conjunta de 1.1 millones de empleos desde que se desató la emergencia sanitaria.

Por su parte, Ricardo Aguilar Abe destacó que en octubre los semáforos epidemiológicos en verde ayudarán al sector servicios a recuperarse ya que ante las actividades comerciales de fin de año, como el Buen Fin y la temporada navideña, se espera mayor consumo y probablemente más contrataciones, en especial en el comercio.

A diferencia de agosto, en el noveno mes del año el único renglón con ganancias fue el sector industrial, con un incremento de 223,259 puestos de trabajo, el 80% de este aumento se concentró en la manufactura, que en el mes anterior fue el que más pérdidas reportó.

“La pérdida fue en parte compensada por un incremento de 178,000 empleos en la industria manufacturera, que hasta la fecha sigue siendo la más afectada en relación a los niveles de febrero 2020, antes de la pandemia”, destacó Gabriela Siller.

En el sector primario la historia no fue distinta a la de los servicios, las actividades en agricultura, ganadería y pesca perdieron 38,229 puestos de trabajo. Sin embargo, a pesar de esta contracción, esta rama económica se ubica en 401,251 ocupados más de los que reportaba antes de la pandemia.