Las nuevas generaciones – como millennials y centennials – ya no buscan hacer carrera en las empresas; la movilidad laboral de los jóvenes es común. Con esta tendencia, el reclutamiento y la retención representan un reto para el que la digitalización es una buena aliada.

La tecnología en las empresas ayuda a mejorar las experiencias de las personas, desde los candidatos hasta los colaboradores, aseguró José Juan Carranza, director de Proceso de Talento y Cultura del Tec de Monterrey.

“La tecnología no es una estrategia, es una herramienta para mejorar las experiencias de los colaboradores en cada interacción. Si quieres que tu empresa sea atractiva para el talento, cada vez más escaso, tienes que ofrecer mejores interacciones”, dijo Carranza durante el panel Factor humano, el motor de la evolución hacia la empresa inteligente en el SAP Now México.

La realidad, afirma, es que la experiencia que tengan los candidatos impactará la reputación de las empresas como empleadoras.

Candidatos más informados

En la actualidad los candidatos comparten y reciben información a través de internet. Ante este contexto, una mala experiencia en el proceso de reclutamiento puede alejar al futuro talento, consideró Claudia Avilán, directora Comercial de SAP SuccessFactor México. 

“Las expectativas cambian. Las nuevas generaciones quieren feedback (retroalimentación) y éste tiene que ser inmediato porque la tecnología lo permite, si la interacción suele demorar más de dos semanas, la organización perderá al talento”, comentó.

Así, la misión y los valores no deben ser la única prioridad para las empresas, expresó la especialista. Las compañías tendrán que pensar en qué hacer diferente para que el capital humano quiera permanecer, porque la tecnología cambia rápidamente y las personas están acostumbradas a esa velocidad.

En opinión de la ejecutiva de SAP México, con el intercambio de información en la web, el talento conoce los beneficios y prácticas de otras empresas, de manera que las organizaciones compiten contra ese flujo de datos.

Por otra parte, muchas empresas están transitando a la digitalización y esta transformación de procesos ocasiona que se requieran menos manos en el trabajo, de manera que el capital humano tiene que desarrollar competencias para convivir con la tecnología, afirmó Héctor Ruiz, director general de Grupo Intermex.

De esta manera, el reto es que las empresas y universidades trabajen de la mano para desarrollar estas nuevas competencias que exige el mercado laboral, apuntó Ruíz.

En ese sentido, Claudia Avilán, dijo que la toma de decisiones será una habilidad indispensable en la transformación digital, porque la tecnología concentra información para decidir acertadamente, pero la elección corresponderá a las personas.

Tomar decisiones rápidas con análisis de información es una cualidad de las nuevas generaciones, la cual tienen que adoptar las empresas para los puestos de trabajo, puntualizó Avilán.