Guadalajara, Jal. Tras la pérdida de 3,500 empleos por el cierre de operaciones en las plantas Joyson Safety Systems y Parker de Matamoros, y por los recortes en otras compañías de esa localidad, empresarios y gobierno buscan opciones para que las firmas puedan trasladarse a otros estados y evitar que México pierda fuentes de trabajo.

“Hay riesgo de que se vayan otras empresas. De la mano del gobierno federal y del gobierno del estado estamos tratando de abrir opciones para que permanezcan en Matamoros o se puedan relocalizar en algún otro punto del país, pero lo que menos queremos es que se pierdan estas fuentes de empleo para México.

“Ellos siguen con sus planes de cierre, desafortunadamente para los próximos seis, nueve y 12 meses, dependiendo de los planes de producción y compromisos que tengan, y yo voy a seguir  insistiendo a ver cómo se pueden quedar”, dijo a El Economista el presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre Lang.

Indicó que luego de la conformación de una mesa de trabajo en la que participan, además de Index, los gobiernos federal y estatal de Tamaulipas, se trabaja en sensibilizar a las partes involucradas en el conflicto laboral.

“Se tomaron acuerdos para sensibilizar a los trabajadores, a las autoridades locales, a los inspectores federales, en el sentido de que hay empresas que, por su modelo de negocio, el sector productivo en el que están, el mercado que atienden, pues no les permite tener los márgenes que otros sectores tienen”, detalló el dirigente nacional.

Añadió que de las 112 empresas inscritas al programa para la Industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX) que hay en Matamoros, sólo 40 tienen en su contrato la cláusula de pago de un bono que exigen los trabajadores, por lo que “exigirlo en el resto, y a través de paros ilegales y con sindicatos donde ya se habían cerrado las negociaciones contractuales no está bien”.

Antecedentes

El conflicto laboral en Matamoros se originó luego que los trabajadores afiliados al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (SJOIIM) denunciaron en enero de este año que las empresas incumplieron con aumentar al doble el salario mínimo en los estados de la frontera norte desde el primer día del 2019, como establece el proyecto de zona libre en la frontera norte del actual gobierno federal.

Tras la revisión de los contratos colectivos, en los cuales los trabajadores demandaban un aumento de 20% a sus tabuladores y un bono único equivalente a 32,000 pesos, el sindicato decidió parar actividades en 48 empresas maquiladoras a mediados de enero.

Ante la imposibilidad de hacer frente a las demandas laborales, 15 empresas anunciaron que podrían salir de la ciudad de Matamoros, mientras dos concretaron el cierre de operaciones.

El pasado 10 de febrero, el Comité Ejecutivo del SJOIIM confirmó el fin de los emplazamientos a huelga en las 48 plantas en conflicto.

“Si en el corto plazo se ha alcanzado un aumento salarial de esa magnitud y se está otorgando un bono al que no se tenía derecho, lo único que va a generar es que en los últimos meses se declaren más empresas imposibilitadas de seguir manteniendo ese tipo de gastos de operación en México”, advirtió.

Tamaulipas impulsa el fortalecimiento de aduanas

Con el objetivo de impulsar programas y proyectos para fortalecer la operación y eficiencia de las aduanas en Tamaulipas, se llevó a cabo la instalación del Comité Técnico Fronterizo de la Región Este.

El gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, acompañado del administrador general de Aduanas, Ricardo Peralta Saucedo, destacó que las aduanas en cruces fronterizos y puertos tamaulipecos son los que mayor cantidad de ingresos generan a nivel nacional, con más de 250,000 millones de pesos por concepto de recaudación de impuestos.

“Tamaulipas representa 41% del comercio exterior con Estados Unidos. De todos los ingresos de las aduanas del país, un total de 250,000 millones de pesos se generan en las aduanas en el estado, incluyendo las interiores de Tampico y Altamira”, enfatizó el mandatario estatal.

Destacaron que durante el 2018 las operaciones de la aduana de Nuevo Laredo crecieron 9.7% respecto al 2017.

En Nuevo Laredo diariamente cruzan, en ambos sentidos, más de 12,500 camiones y 2,100 vagones de ferrocarril. Las operaciones de comercio exterior que cruzaron el año pasado por esta ciudad aportaron más de 12% del Impuesto al Valor Agregado recaudado en el país.

Entre los puertos de Matamoros y la aduana Nuevo Laredo cruza 53.3% del tráfico ferroviario de importación y exportación de México y la Unión Americana.

“Ése es el potencial y la importancia que tiene Tamaulipas, por ello agradecemos la participación del administrador general de Aduanas y el interés del gobierno federal y del presidente Andrés Manuel López Obrador de impulsar la aduana de Nuevo Laredo, la más importante de Latinoamérica”, agregó García Cabeza de Vaca. (Redacción con información de Notimex)