Apenas un día y medio antes, Yvette Mucharraz, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), había anunciado el lanzamiento de la Red de Consejeras y Expertas México cuando recibió una llamada, “una empresa en Tlaxcala solicitaba una especialista para integrar su consejo de administración y nos preguntaban si acaso aquí podrían encontrarla”, cuenta en entrevista.

La red funcionará como un directorio de mujeres que ya son consejeras, que lo fueron o que tienen el perfil para serlo, así como de especialistas en diversos temas, explica. Según el CIMAD, La tasa de participación femenina en los consejos de administración de las organizaciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) es de 0.6 por ciento.

“De continuar esta tendencia, hasta 2088 lograríamos equidad de género en el órgano más importante de las empresas”, advierte. En la legislatura pasada, un grupo de diputadas federales de diversos partidos presentaron una iniciativa de reforma a diversas leyes para para garantizar la paridad en los consejos administrativos. Sin embargo, quedó en la congeladora.

“No ha habido un avance significativo en los últimos años y no nos quisimos quedar en reportarlo en nuestras investigaciones e informes. Nos dimos a la tarea, una vez identificado el problema, a convocar a una solución”, dice Yvette Mucharraz.

Esta plataforma, que ya se encuentra disponible desde la página www.cimad.ipade.mx, servirá para darle visibilidad a aquellas mujeres que llevan años preparándose, pero que se les ha negado la oportunidad sólo por su condición de género, dice. “Ayudará para que no sigan escondidas y para eliminar ese viejo pretexto de ‘es que no hay mujeres’”.

Los beneficios para las empresas

La conformación de un consejo de administración es un requisito para que una empresa cotice en el mercado bursátil, según la Ley General de Sociedades Mercantiles y la Ley de Mercado de Valores. Lo integran las personas dueñas de acciones de la organización o que tienen una relación con ella.

Según el reporte Mujeres en los Consejos de Administración 2019 de Deloitte, Noruega y Francia son los países con mayor participación femenina, con 41 y 37%, respectivamente. Ambos tienen una ley nacional de cuotas de género. En ese listado de 49 países, México está en el lugar 42.

Las compañías cuyos consejos están integrados también por mujeres logran 44% más de retorno de capital, 28% más de Valor Económico Agregado y 55% más margen EBIT, de acuerdo con las consultoras Grant Thornton y McKensey.

Pero a pesar de estos beneficios comprobados, la mayoría de las organizaciones ha cerrado las puertas de sus consejos cuando de mujeres se trata. Es un fenómeno multifactorial, opina la directora del CIMAD “los roles y estereotipos de género que la sociedad le sigue adjudicando a hombres y mujeres” han pesado más.

De acuerdo con esa lógica de división sexual del trabajo, los hombres están hechos para los negocios; las mujeres, para cuidar. “Y esto ha ido permeando generación tras generación, es casi una tradición”.

En muchas empresas ni siquiera se han planteado lo absurdo que es seguir dejando a las mujeres fuera, “’¿Por qué tendríamos que incluir a alguien distinto si, bien o mal, así ha funcionado hasta ahora?’ se cuestionan. Por eso es importante seguir hablando del tema”.

Ya se pueden inscribir

La red arrancó con un padrón de 175 mujeres de alto perfil y el apoyo de diferentes asociaciones de mujeres y siete universidades públicas y privadas, como la Universidad Autónoma de México (UNAM), la Universidad Anáhuac o el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Pero también de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Muchas no se habían visualizado o no habían reconocido que tienen las competencias para un cargo como ése. Otras, saben que lo pueden lograr y han ido avanzando en sus carreras para lograrlo”. Algunas más ya han ocupado puestos de toma de decisiones, incluso en consejos administrativos y “son una inspiración para otras mujeres”.

El registro está abierto para las mujeres en la página de CIMAD. “Pueden revisar las condiciones y, si su perfil se acerca, integrarse. Con esto no queremos que se desanimen desde el principio aquéllas que quizá todavía no tienen las competencias, porque hay que ir avanzando para participar en los consejos”.

Lo importante por ahora es visibilizar el tema incluso para ellas, dice. Sembrarles la idea, la motivación para que continúen formándose profesionalmente. Por ello es importante la “construcción de redes formales e informales, incluso generacionales, para ir accediendo a posibilidades del liderazgo”.