El salario mínimo es insuficiente en nuestro país y todos lo saben. Ni con cinco salarios mínimos una persona puede adquirir una canasta básica. Estudios de diversas instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México comprueban lo anterior, aseguró ayer Raúl Beyruti, presidente de GINgroup, líder en Latinoamérica en administración de capital humano, durante el evento GINevolve en la Ciudad de México.

“Se habla de un estimado de seis a siete salarios mínimos para satisfacer una canasta básica. Un ingreso de diez salarios mínimos sería lo correcto. Pero México no está en condiciones”, afirmó el empresario. 

En el continente americano el salario mínimo en México sólo supera a los de Venezuela, Cuba y Nicaragua. “No puede ser posible que, siendo la décimo quinta potencia económica mundial, tengamos uno de los salarios más bajos de América Latina”.

Según Beyruti, el necesario aumento del salario mínimo tiene que ser gradual y siempre tomando en cuenta a los sectores empresarial, educativo, sindical y gubernamental indicó Beyruti.

“Vamos a cerrar el año con una inflación cercana al 6 por ciento, con crecimiento bruto del 2.4 por ciento. Para el siguiente año se estima que creceremos el 1.7 por ciento. Si se duplica el salario mínimo, la inflación no va a poder bajarse a menos del 6 por ciento. Lo ideal es que se haga un programa para que de forma paulatina se ajuste. Siempre en coordinación con todos los sectores para ir incrementando el salario poco a poco”, explicó.

La educación no se puede descuidar  

El presidente de GINgroup aseguró que México tiene el nivel educativo más bajo entre los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). “El promedio educativo es de 9.1 años. Es de secundaria, más un poquito de preparatoria”.

“Según estadísticas, una persona que estudió la secundaria gana 40 por ciento menos que quien estudió la preparatoria. Los que tienen una carrera, ganan lo doble en comparación con las personas que sólo tienen preparatoria. Vamos a darle énfasis a la educación. Sin educación no hay progreso, ni desarrollo”.

Para cambiar esta realidad, GINgroup apoya a sus colaboradores para que estudien desde la primaria, hasta el posgrado. Este beneficio es posible por los convenios que la organización tiene con universidades y la Secretaría de Educación Pública.

“Queremos que GINgroup sea reconocida como una gran empresa que genera beneficios importantes al colaborador y que lo que hace es incrementar el bienestar de ellos. El capital humano es necesario para que nuestro país funcione y tiene que estar bien atendido”, puntualizó.

Si más organizaciones apuestan por esta clase de beneficios, se logrará que México incremente su nivel educativo.

GINgroup planea tener su propio banco

El grupo empresarial tiene incluido en sus planes a tres años, fundar un banco que prestaría servicios financieros a sus colaboradores y al capital humano de sus clientes. De lograr el proyecto, tres años después de iniciar operaciones la banca de GIN se abriría a todo el mercado, explicó Raúl Beyruti.

El empresario afirmó que su organización cerrará el 2018 con un crecimiento del 28 por ciento, doce veces más que el incremento del Producto Interno Bruto del País (PIB). De continuar así, en tres años la firma crecerá al doble y podría administrar cerca de 400 mil empleados y tener 20 mil colaboradores directos.

La empresa líder en Latinoamérica en administración de capital humano planea también incursoniar al mercado europeo empezando por España, Italia y Austria. Si los resultados son buenos, buscará extenderse a países de medio oriente como Emiratos Árabes Unidos o Kuwait.