Después de la suspensión del proceso en abril pasado por diversas irregularidades y una queja laboral de parte del gobierno de Estados Unidos, los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, realizarán el 17 y 18 de agosto la votación para definir si legitiman o no el contrato colectivo (CCT) vigente.

El sindicato Miguel Trujillo López, titular del CCT y perteneciente a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), emitió la convocatoria para reponer durante la tercera semana de agosto el proceso para la consulta de legitimación del acuerdo gremial, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en un comunicado. El ejercicio se realizará en un horario ininterrumpido entre el mediodía del lunes 17 y hasta las 20:00 horas del martes 18 de agosto.

La reposición del proceso de legitimación es parte de los acuerdos realizados por México después de que el gobierno de Estados Unidos interpuso una queja laboral y activó el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida contemplado dentro del T-MEC por la posible violación a los derechos sindicales en la votación de abril, hechos que fueron ratificados tras la investigación de la STPS.

“Esta consulta se realizará en cumplimiento de las resoluciones emitidas por la STPS el 11 de mayo y 21 de junio, respectivamente, así como del Acuerdo de reparación acordado entre los gobiernos de México y Estados Unidos el 13 de julio de 2021, para reponer el procedimiento de legitimación realizado el pasado mes de abril, el cual fue anulado tras acreditarse irregularidades graves que afectaron el desarrollo de la consulta y los resultados de la votación”, detalló la dependencia encabezada por Luisa María Alcalde Luján.

El proceso será observado por representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Instituto Nacional Electoral (INE), así como por inspectores de la STPS, quienes se encuentran desde el 9 de julio de forma permanente en la planta en Silao “para vigilar que no existan actos de intimidación, coacción, desinformación o compra del voto, así como garantizar la máxima difusión del proceso”.

La legitimación de los contratos colectivos de trabajo es un requisito contemplado en la reforma labora del 2019, que contempló nuevos principios de democracia sindical y negociación colectiva. Este proceso busca depurar todos los instrumentos gremiales activos  en el país y eliminar los contratos de protección, los cuales la STPS calcula que representan aproximadamente 85% de los más de 500,000 CCT vigentes en el país.

Además, detalló la dependencia, es una vía para que los trabajadores decidan si están de acuerdo con las condiciones contempladas en su contrato colectivo.

“Si la mayoría de trabajadores vota a favor del contrato colectivo, éste mantendrá su vigencia y el sindicato titular los seguirá representando en futuras revisiones. Si la mayoría rechaza el contrato, éste se dará por terminado, pero los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales”, puntualizó la STPS.

kg