La Psicooncología es importante en el tratamiento de pacientes con enfermedades crónicas, específicamente con cáncer. Sin embargo, esta especialidad no existe en México y el personal capacitado en esta materia es cercano a 15 profesionales. En contraste, tan sólo en 2018 en el país se registraron 190,667 nuevos casos de cáncer.    

Esta subespecialidad se enfoca en la salud mental de los pacientes con cáncer, como el pensamiento, trastornos del estado ánimo, conducta, ansiedad y personalidad.

No es sencillo tener una enfermedad crónica, las personas se enfrentan a un cambio de vida, es una situación difícil de tolerar. Sin embargo, si bien hay un daño a la salud física, la mental puede conservarse, dice Humberto Bautista, coordinador del Servicio de Psicooncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

“Vas con un psicooncólogo para evitar desarrollar trastornos de conducta, de estado de ánimo y para mejorar tu calidad de vida”, comenta en entrevista con Factor Capital Humano, en el marco del Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil que se conmemora este viernes.

Según la experiencia del especialista, alrededor del 50% de pacientes con enfermedades crónicas puede desarrollar un trastorno psicológico.

En términos generales, la ansiedad, angustia, nerviosismo reactivo o alguna fobia son trastornos comunes en los pacientes. Pero también se pueden presentar alteraciones en el estado de ánimo como depresión o distimia.

Complemento necesario

La Psicooncología es importante para complementar el tratamiento físico de los enfermos crónicos, apunta Bautista.

“Lo podemos echar todos los kilos a un paciente y darle un buen tratamiento. Podemos llegar a un punto en el que la enfermedad está controlada, pero si el paciente no trabajó su parte mental, puede tener una conducta que ponga en riesgo su vida”, expresa.

Tan sólo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se detectan por año de 30,000 a 35,000 nuevos casos de cáncer.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante 2018 en México se registraron 190,667 casos de cáncer. Los tres tipos más frecuentes son el de mamá, próstata y colon.

En México no hay formación de psicooncólogos, no existe una certificación de esta subespecialidad, esto significa que no se puede estudiar en nuestro país. Hay algunos diplomados en el área o maestrías y doctorados en medicina conductual. Pero no es lo mismo.

“Puedes estudiar algo parecido, pero sino se estudia la subespecialidad, te puedes quedar corto en algunas cosas”, agrega Bautista.

Para formarse en esta subespecialidad hay que salir de México. El especialista estima que en México hay alrededor de 15 psicooncólogos.

Ejemplos a seguir

Países como Estados Unidos, España, Israel y Argentina son algunos referentes en la formación de estos perfiles.

En nuestro país hay interés por formarse en Psicooncología, asegura Bautista. La barrera es que estudiar la subespecialidad implica invertir en los estudios en el extranjero, sin percibir un sueldo.

La importancia de los psicooncólogos va más allá de los pacientes con enfermedades crónicas. También tratan a los familiares y al personal médico, en los que, según la experiencia del especialista, también se pueden presentar psicopatologías por la carga de trabajo, la mala alimentación y las pocas horas para dormir.