El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, promovió una iniciativa para duplicar el salario mínimo con el propósito de mejorar la distribución de la riqueza y disminuir las brechas sociales.

El proyecto plantea reformar los artículos 90 y 94 de la Ley Federal del Trabajo, para establecer que “el salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer el derecho al mínimo vital de las familias en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos".

Muñoz Ledo expone que si bien el salario mínimo para el 2019 se fijó en 102.68 pesos y en algunos municipios de los estados fronterizos en 176.72 –lo que representa un aumento de 16.2% y de 100% respectivamente–, esta remuneración cubre únicamente la Línea de Pobreza por Ingresos del trabajador y no de su familia. 

El documento señala que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en el 2017 el número de personas que en promedio residen en un hogar en México es de 3.6, de las cuales dos de ellas son proveedoras y dos dependientes económicos.

En ese sentido, detalló que el segundo eje de la iniciativa consiste en elevar el salario mínimo a cuando menos dos veces el monto equivalente a la Línea de Pobreza por Ingresos Urbana (LPIU) establecida por el Coneval promediando los tres últimos meses previos a su fijación.

Considerando las cifras presentadas durante los meses de septiembre (3,019.67 pesos), octubre (3,027.29 pesos ) y noviembre (3,061.76 pesos) de 2018 –3,036.24 pesos en promedio–, con estos cambios el salario mínimo hubiera alcanzado por lo menos la cantidad de 6,072.48 pesos mensuales (199.75 pesos diarios) para el 2019 en todo el país.

“Con esta medida se podría cumplir cabalmente con las disposiciones constitucionales y convencionales, pues así en una familia promedio de cuatro integrantes, los dos miembros económicamente activos cubrirían sus necesidades individuales, así como las de aquellos pasivos económicamente”, se indica en el proyecto.

Cabe destacar que según el Coneval, en el tercer trimestre del 2018 el 39.3 % de la población mexicana recibía un ingreso laboral inferior a la Línea de Pobreza por Ingresos.

En Chiapas, Guerrero y Oaxaca, más de 60% de la población recibe un ingreso inferior a la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos; mientras que en Guerrero, Morelos, San Luis Potosí, Nayarit, Sinaloa y Aguascalientes la tasa de población que padece esta situación creció en alrededor de 3 % entre el segundo y el tercer trimestre del año.

El diputado de Morena apuntó que la idea de establecer un salario mínimo es una de las más importantes conquistas sociales plasmadas en nuestra norma fundamental de 1917, sin embargo dichas disposiciones actualmente no obedecen a un carácter de proteger y procurar a los económicamente débiles frente a los empleadores.