En comparación con febrero de 2018, la tasa de ocupación en condiciones críticas registró en el segundo mes un aumento de 3.7 puntos porcentuales, para ubicarse en un nivel al que nunca antes había llegado, de acuerdo con cifras del Inegi.