El Senado evaluará una reforma para exentar del pago de cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a las empresas que otorguen su primera oportunidad laboral a jóvenes. La propuesta plantea que la seguridad social del primer empleo formal sea cubierta con recursos federales.

Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el lugar 18 en empleo juvenil, con una tasa de ocupación de 40.9%, la cual es apenas de un punto base por arriba del promedio entre las economías que integran el organismo.

La iniciativa promovida por la senadora Mayuli Latifa Martínez Simón (PAN) busca elevar la contratación de jóvenes con dificultades para acceder a un trabajo formal, otorgando mayores estímulos a los empleadores. La propuesta fue turnada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Alta para su análisis.

El proyecto plantea que las empresas estén exentas de las cuotas patronales sólo durante el primer año de la relación de trabajo y por cada joven en su primer empleo, tampoco establece un piso mínimo o límite de contrataciones para acceder al beneficio.

“Esta medida estimula la contratación laboral de las y los jóvenes y les quita una carga tributaria a los empleadores, ya que durante el primer año de la relación laboral con el trabajador joven no pagarán las cuotas patronales a las que están obligados enterar al Instituto Mexicano del Seguro Social, aligerándoles los gatos de la empresa”, expone la legisladora en la iniciativa.

Sin embargo, el hecho de que las empresas puedan estar exentas de pagar por un año las cuotas al IMSS no implicaría que los jóvenes queden desprotegidos en su primer trabajo. Los nuevos profesionistas contarían con seguridad social como cualquier otro trabajador, pero durante el periodo de exención estos pagos serían realizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para reglamentar este estímulo, la senadora propone incorporar la excepción del pago de cuotas en el artículo 15 de la Ley del Seguro Social y modificar los 40F y 167 del mismo ordenamiento legal que, por su redacción actual, evitan que se condone el pago de seguridad social.

El grupo más afectado en la pandemia

“Las y los jóvenes han sido uno de los grupos etarios más afectados por el desempleo y, a un año de la emergencia sanitaria, todavía el 11.6% de quienes estaban ocupados no han logrado conseguir un nuevo empleo”, señala Mayuli Martínez.

La empleabilidad de jóvenes es uno de los desafíos del mercado laboral en México. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el 29% de la población desocupada se ubica en el rango de 15 a 24 años y el 48% se encuentra entre los 25 y 44 años.

“Es urgente establecer políticas públicas encaminadas a fomentar el empleo de las y los jóvenes. Es necesario generar mecanismos que les faciliten a las y los jóvenes encontrar empleo, es fundamental brindar el acompañamiento en la transición de la escuela al mercado laboral. Una manera de lograrlo es el establecimiento de estímulos para los patrones que contraten a jóvenes que se encuentran en busca de su primer empleo”, subraya la senadora en su propuesta.

Entre los jóvenes, el panorama para los universitarios es más complejo debido a la composición del mercado laboral. Al interior de la OCDE, México se encuentra en los últimos lugares en empleo para personas con educación superior, con una tasa de 76.3%, un nivel alejado del promedio de los países miembros del organismo, que es 84.6 por ciento.