Con el avance de la digitalización en las áreas de Recursos Humanos, el videocurrículum será cada vez más utilizado para conocer a los candidatos. Hay empresas que ya tienen sus estructuras adaptadas a esta herramienta que sustituye al CV tradicional, detalla Alma Aguirre, subdirectora de atracción de talento de la agencia JobFit.

“Es una práctica que vino para quedarse en el reclutamiento y seguramente se va a estar impulsando más en los próximos años, porque la tendencia totalmente es digital”, comenta la especialista.

Tobías Brandan, asesor profesional de Zety, explica que un videocurrículum es, como su nombre lo dice, un video corto en el que el candidato resume su trayectoria profesional, con una duración de entre 1 y 3 minutos.

“Tiene como objetivo probar tus dotes comunicativas, tu capacidad creativa y experiencia con las nuevas tecnologías, con el fin de destacar sobre el resto de candidatos”, expone.

¿Cómo hacer un videocurrículum desde cero? El punto de partida es preparar tu guión, en este caso, la trayectoria profesional. Tobías Brandan considera que si el candidato ya tiene un CV escrito, la mitad del trabajo está hecho.

El especialista de Zety recomienda seguir cinco pasos para estructurar un buen video CV:

  1. Introducción (10-20 segundos). Comienza presentándote: Quién eres, a qué te dedicas y qué tipo de empleo buscas.
  2. Experiencia laboral (20-40 segundos). Habla sobre tus trabajos más relevantes, responsabilidades más notorias y logros y objetivos alcanzados.
  3. Formación académica (20-40 segundos). Limítate a hablar del último título que hayas obtenido. Si la posición que estás buscando necesita de muchos conocimientos técnicos, puedes ampliar esta información, siempre y cuando sean títulos relevantes para el empleo.
  4. Valor añadido (20-40 segundos). Aporta algo de personalidad e información extra para concluir con el video CV. Explica por qué deben contratarte a ti y no a otro, qué le puedes aportar a la empresa.
  5. Despedida (10-20 segundos). Finaliza con una llamada a la acción mostrando tu correo electrónico, tus redes de contacto y una despedida cordial.

Destaca las competencias

Por su parte, Alma Aguirre aconseja a los candidatos destacar no sólo su trayectoria profesional, sino las competencias y los logros que han obtenido, porque un videocurrículum puede ayudar a los reclutadores a evaluar elementos como orientación a resultados y solución de problemas.

Además, la subdirectora de JobFit considera que en un videocurrículum los candidatos deben mostrar sus intereses y el por qué quieren trabajar en la empresa.

“Con esa energía, poder transmitir en ese video a esos seleccionadores, la capacidad, el interés, la actitud… Todo eso cuenta. Independientemente de que tú puedas elaborar un video, también es importante que puedas hacerlo de una manera muy dinámica, hasta la comunicación, el tono de voz es importante marcarlo cuando realizas el video”, resalta la especialista.

De hablar, a saber decirlo

Conocer la estructura y saber qué elementos debes destacar al momento de hacer tu videocurrículum no es el único aspecto que debes contemplar para elaborarlo. En el video CV cuenta mucho cómo decir las cosas.

Tobías Brandan sugiere que, antes de comenzar a grabar, tomes en cuenta los siguientes elementos:

  • Habla claro y con seguridad. La persona que vea el video tiene que ver que saber de lo que hablas y que lo haces con confianza y concisión.
  • Sé natural, sé honesto. No sólo consiste en memorizar frases y repetirlas. Tienes que expresarlas con naturalidad. Sólo hablando de lo que sabemos, conseguiremos crear esa sensación de espontaneidad.
  • La comunicación no verbal. Cuida el movimiento de las manos. Evita cruzar los brazos pero también los movimientos bruscos. Tu mirada y gesto deben transmitir cordialidad.
  • La imagen vende. Vístete acorde al puesto que buscas. Como si fueses a la propia entrevista de trabajo.
  • El entorno. Cuida el lugar en el que vas a grabar y los objetos que quieres que aparezcan. Todo esto tiene que estar en un segundo plano, sin resaltar más que tu persona en el video.
  • Lugares ruidosos o mal iluminados. El sonido de los coches, el viento o el ruido blanco podría arruinar tu videocurrículum. Grabando al amanecer o al atardecer conseguirás una luz más natural.

Alma Aguirre invita a los candidatos a usar más este tipo de herramientas que en la actualidad suelen ser más prácticas para los reclutadores y ayudan a evaluar aspectos que difícilmente se ven en un CV tradicional.

“A través de un video, no solamente te suma un tema de experiencia y datos duros del candidato, sino también te da mucha apertura para conocer un poco más de cómo es la persona, la actitud que muestra y su energía. Quizá competencias blandas que nosotros a lo mejor hasta las vemos y podemos decir: ok, esta persona sí va para esta posición”, detalla la subdirectora de JobFit.

Para finalizar, Tobías Brandan asegura que un videocurrículum puede usarse para postularse a cualquier profesión. Es un mito que este formato sólo funcione para empresas para ocupaciones más creativas.

“Lo cierto es que este formato es perfectamente válido para cualquier profesión, sector o perfil profesional. Eso sí, las formas en el video deberán adaptarse a la seriedad o espontaneidad que requiera el puesto de trabajo”, expone el especialista de Zety.

Por ello, es importante que los candidatos primero identifiquen el tipo de empresa a la que quieren postularse y con base en ello, elaboren un videocurrículum con un formato más llamativo o uno más serio.