La escasez de talento especializado es una gran dificultad que enfrentan las empresas en México. La proporción de empleadores que reportan este problema es de 74%, cifra 9 puntos por arriba del promedio en América Latina, que es de 65 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta de escasez de talento de Manpower, 3 de cada 4 empresas en nuestro país afirma tener dificultades para cubrir sus vacantes, esta proporción posiciona a México en el primer lugar de Latinoamérica en esta barrera para los negocios.

“No sólo se tienen que generar vacantes, se tiene que formar el talento necesario para cubrir esas vacantes”, apuntó Mónica Flores, presidenta de ManpowerGroup Latinoamérica.

El nivel de esta problemática en el sector productivo es el más alto en seis años, superando por 20 puntos porcentuales al pico más alto reportado en el año 2015, cuando el 54% de las compañías afirmó tener dificultades para encontrar personal calificado.

Mónica Flores explicó que esta cifra muestra el desbalance que existe entre muchas personas buscando empleo y empresas sufriendo porque no encuentran los candidatos ideales.

En nuestro país, hay alrededor de 5.2 millones de personas en una búsqueda activa de empleo, esto equivale a una Tasa de Presión General de 9.1% de la población económicamente activa, un indicador que se mantiene lejano al 6.2% que tenía antes de la pandemia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Los puestos más difíciles de cubrir en México están en las áreas de operaciones y logística; manufactura y producción, ventas y marketing; apoyo administrativo y oficina; y en atención a clientes.

“Es un número que a mí me pone un poco nerviosa, porque en toda la región tenemos una tasa de informalidad altísima y, por otro lado, en los empleos formales no encontramos a las personas que ocupen esas vacantes”, expuso la ejecutiva.

La encuesta identificó que las cinco competencias más buscadas en el capital humano por las empresas que operan en México son:

  • Accountabillity, confiabilidad y disciplina
  • Colaboración y trabajo en equipo
  • Tomas iniciativa
  • Resiliencia, tolerancia al estrés y adaptabilidad
  • Liderazgo e influencia social.

A nivel global, la proporción de organizaciones que reportan dificultades para reclutar talento especializado no ha dejado de aumentar desde el 2013 y su crecimiento se aceleró a partir de 2016. En Latinoamérica y México el comportamiento ha tenido más variaciones entre altas y bajas, pero de 2019 a la fecha también mantiene un avance considerable.

¿Por qué este fenómeno?

Mónica Flores opinó que los problemas que tienen las empresas para cubrir sus vacantes no está ligado a la falta de personas disponibles en el mercado, sino de profesionistas con las competencias que requieren las compañías.

“Es la falta de coordinación que tenemos entre los sistemas educativos, de formación y de capacitación, con lo que requiere un mundo digital, acelerado y que cambió a raíz de la pandemia de manera radical”, acotó.

El primer lugar que ostenta nuestro país en Latinoamérica en este tema “pone el dedo en la llaga” en los desafíos que tiene México para formar a la fuerza laboral que requiere el mundo del trabajo para la poscovid. “Si no aceleramos este proceso para cerrar esta brecha, tendremos serios problemas, porque seguirá aumentando la informalidad y los sueldos precarios”, advirtió la presidenta de ManpowerGroup Latam.

En este tenor, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) alertó que los mexicanos podrían perder casi dos años de escolaridad debido al cierre de escuelas, un rezago educativo que podría tener “consecuencias trascendentales para los trabajadores y la competitividad del país”.

“Un país con una población que tiene menos habilidades enfrenta dos tipos de costos económicos. A nivel individual, los trabajadores tendrán menor acceso a empleos mejor pagados”, subrayó el IMCO en un análisis sobre los riesgos de la realidad de la educación en un año de pandemia.

La consecuencia a nivel país por el rezago educativo, destacó, sería la pérdida de 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB) cada año.

La brecha que hay entre los profesionistas que no encuentran un empleo y las empresas que no consiguen al candidato ideal representa una pérdida de productividad, competitividad e inversión, afirmó Mónica Flores.

Desde su perspectiva, es probable que las clases en línea tengan una afectación en la formación del talento adecuado para las nuevas necesidades del mercado debido a las desigualdades en el país, como el acceso a Internet o a dispositivos adecuados para estudiar. “Tenemos que abordar ese tema con prontitud y rapidez para cerrar la brecha que se está abriendo”, concluyó.