El jueves 10 de enero la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los lineamientos con los que operará el programa gubernamental Jóvenes Construyendo el Futuro. El programa está dirigido a jóvenes de 18 a 29 años que no estudian ni trabajan. Los beneficiarios tendrán una capacitación en un centro de trabajo para adquirir habilidades técnicas y blandas en un periodo máximo de doce meses.

Los becarios recibirán una beca mensual por 3,600 pesos mensuales a través de una tarjeta bancaria. Los jóvenes tendrán un seguro médico en el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) para accidentes, enfermedades, maternidad y riesgos de trabajo durante el tiempo que dure su capacitación.

Los objetivos de Jóvenes Construyendo el Futuro son facilitar la inclusión social y laboral de los beneficiarios con las habilidades que desarrollen; alejarlos de conductas antisociales e incluir a la iniciativa privada en su desarrollo productivo.

Las capacitaciones se basan en un aprendizaje didáctico y práctico a partir de la experiencia profesional del tutor, designado por la empresa y quién no podrá tener a más de 25 becarios a su cargo. Cada mes se realizará una evaluación de tutor a becario y viceversa, los resultados tienen que compartirse con la STPS.

Por cinco días a la semana, de cinco a ocho horas diarias – procurando que sean en la jornada diurna – los beneficiarios estarán capacitándose en el centro de trabajo que eligieron.

El programa dará prioridad a los jóvenes que vivan en zonas con población mayoritariamente indígena, marginadas y con altos índices de violencia.

Los requisitos

La convocatoria sigue abierta y la inscripción es a través de la plataforma digital del programa. En la página, los solicitantes tienen que subir su documentación personal (curp, identificación oficial, comprobante de domicilio, comprobante de último grado de estudios y fotografía). Los jóvenes descargarán su ficha y una carta compromiso en la que aceptan los lineamientos del programa.

En el caso de las empresas, los requisitos para participar en Jóvenes Construyendo el Futuro son garantizar que los becarios no serán subcontratados, que la capacitación no supla al personal del centro del trabajo e indicar el giro de la organización.

Si no hay ofertas de capacitación disponibles en el momento de la inscripción, el solicitante recibirá una notificación cuando se abra un espacio.

¿Un joven puede perder su beca?

El centro de trabajo puede solicitar la remoción de un joven en los siguientes casos: datos personales o documentación falsos, presentarse a las capacitaciones en estado de ebriedad o bajo efectos de sustancias psicoactivas, atentar en contra de la organización o el personal, manipular los registros de asistencia, firmar los registros de asistencia por anticipado o con posterioridad, que el becario envíe a otra persona a recibir la capacitación.

Si un becario es dado de baja del programa, perderá su apoyo económico mensual.

Jóvenes Construyendo el Futuro tendrá un presupuesto de 44 mil millones de pesos. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha expresado que si se llega a alcanzar la meta de 2.3 millones de beneficiarios, se conseguirá más recurso para el programa. El 9 de diciembre de 2018 más de 200 empresas se sumaron al programa.

México con muchos jóvenes que no estudian ni trabajan

En nuestro país, el 22 por ciento de la población joven no estudian, no trabajan, ni reciben capacitación, cifra superior al promedio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) del 15 por ciento. “Las personas jóvenes en condiciones de pobreza (extrema y moderada) y vulnerables representan más de 87% de este grupo”, dice la publicación de los lineamientos en el DOF.