Un tema que se vuelve primordial es la revisión en profundidad de candidatos provenientes del sector público por posibles indicios de actuaciones corruptas. Las compañías son responsables de tomar el debido cuidado en sus procesos de contratación. Por ello, la revisión de antecedentes en medios y redes sociales y de litigios penales y de las sanciones administrativas notificadas por la Función Pública serán pasos obligatorios en el proceso de verificación. En este artículo abordamos con mayor profundad los desafíos y oportunidades de este proceso y sugerimos buenas prácticas para afrontarlo sanamente.

Los Retos del proceso

La gestión de recursos humanos en el sector público se ha ido orientando hacia las mejores prácticas de las empresas privadas, aunque en algunos países como México, este proceso contempla todavía brechas importantes. Según Osborne y Gaebler (Reinventing Government: How the Entrepreneurial Spirit is Transforming the Public Sector, 1992), este proceso tiene lugar a partir del momento en que se alienta a los gerentes públicos a ser menos burocráticos. Ciertamente, la migración de empleados públicos al sector privado plantea desafíos y oportunidades, a diferentes niveles, que es importante tomar en cuenta:

  • La coyuntura del cambio de gobierno genera incertidumbre económica. La tendencia de algunas compañías a recortar capital humano es ya patente, por lo que la integración de cerca de 200 mil empleados provenientes del sector público en el sector privado no será una tarea sencilla desde el punto de vista financiero.
  • Muchas empresas nacionales operan todavía con niveles muy bajos de HR Compliance. No han definido su marco de referencia sobre los riesgos inherentes a cada posición de la compañía, ni el nivel de verificación que requiere cada candidato de empleo.
  • Asimismo, el sector público todavía arrastra algunos estigmas como el clientelismo y el fraude laboral, que representan un obstáculo considerable a la migración al sector privado. Pocas Secretarías llevan a cabo programas de Background checks para verificar la formación de sus empleados y revisar sus antecedentes de riesgo.

Oportunidades

  • Fortalecer los estándares de prevención en la contratación de empleados a nivel nacional dentro del sector privado, incrementará la competencia de nuestras empresas también a nivel internacional.
  • Será también una oportunidad para revisar los procesos de contratación de empleados del sector público. La migración al sector privado no es un fenómeno anormal, pero el volumen de empleados que dejará la administración, por disposición política, hace excepcional esta situación. Procesos de selección de candidatos más robustos en el sector público, con políticas y procesos de HR Compliance, facilitarán a las compañías privadas la integración de estos empleados.
  • Identificar las competencias de los empleados públicos y traducirlas en roles que agreguen valor a la operación de las compañías, dentro de su estructura corporativa será un rato para el sector privado. En cambio, los empleados públicos tendrán la oportunidad de identificar sus habilidades transferibles y poner el foco en una perspectiva de resultados.

Mejores prácticas de HR Compliance facilitarán el proceso

La revisión de los procesos de HR Compliance dentro de las áreas de Recursos Humanos generará mayor certidumbre y tranquilidad a la hora de seleccionar a sus candidatos. Con certeza no son solamente de prácticas para el onboarding de candidatos provenientes del sector público.

  1. Diseñar una matriz de riesgo

Un marco de evaluación de empleo robusto proporciona una base sólida para determinar por qué controles que deben pasar los empleados potenciales. Sin este marco, las decisiones de selección se basan en lo que se ha hecho siempre o en la discreción de los gerentes de reclutamiento. Esto puede dar como resultado que se examinen excesivamente o que, por el contrario, no se verifique información relevante para el puesto en particular.  Una matriz de riesgo bien diseñada enfocará las verificaciones de candidatos en los temas que son verdaderamente relevantes para cada puesto.

  1. Conducir solo y todas las verificaciones necesarias

La revisión será deficiente ocurre cuando una organización no realiza los controles o los tipos correctos de controles de selección de empleo. Esto puede llevar a decisiones de contratación inapropiadas y a incurrir en riesgos de reputación y seguridad, o de eficiencia y productividad.

  1. Contar con un proveedor de background checks cualificado.

Tercerizar los procesos de verificación de candidatos puede eficientar mucho en tiempo y profundidad el trabajo de las áreas de recursos humanos. Además, esto fortalecerá el nivel de diligencia de la compañía. El proveedor de background checks debe demostrar, no solamente eficiencia, sino sobre todo que es vigilante con las leyes locales que afectan al manejo de información y al alcance de las verificaciones.

*David Robillard es presidente y socio fundador de MultiLatin Background Screening