Después de casi 150 minutos de discusión entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) y las autoridades de dicha casa de estudios no llegaron a un acuerdo este sábado para terminar la huelga.

Con la intermediación de funcionarios conciliadores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ambas partes acudieron a las instalaciones de la Procuraduria Federal para la Defensa del Trabajador con el objetivo de concretar una solución al conflicto obrero patronal, sin embargo, no se logró.

Las autoridades universitarias encabezadas por el secretario general, José Antonio de los Reyes Heredia, entregaron a la dirigencia sindical los informes de los presupuestos de ingresos y egresos aprobados por el Colegio Académico.

Asimismo, proporcionó el monto del presupuesto que les autorizó la Cámara de Diputados para 2019 y que es superior a 7,299 millones de pesos, así como 15 proyectos de acuerdos que atienden algunas demandas del sindicato.

La representación de la UAM volvió a presentar su misma propuesta de incremento salarial del 3.35% y 3.1% de ajuste al tabulador del personal administrativo y académico de medio tiempo.

Aclaró que este paquete económico que le ofrecen al SITUAM se mantiene sobre la mesa de negociación, ya que esta propuesta está por encima de la inflación y es un monto superior al que se le ha dado a otros sindicatos universitarios.

Mencionó que el personal de medio tiempo no goza de becas para tener un ingreso adicional y que esta propuesta se hace dentro de un marco de responsabilidad presupuestal. Además, hay apertura y sensibilidad sobre la mejora al tabulador.

En este contexto, abundó, que este último punto se podría discutir después de haber levantado la huelga y están en la búsqueda de más recursos económicos para mejorar el tabulador de los trabajadores.

A su vez, el abogado general de esta casa de estudios, Rodrigo Serrano, estableció que la UAM tiene el interés y ha realizado gestiones para dar un mayor incremento salarial, pues hay un ofrecimiento para aumentar el tabulador y que beneficia al personal de base sin tomar en cuenta a trabajadores de confianza.

Sostuvo que se buscan acciones para abatir el rezago, por lo tanto, el ofrecimiento que hace la rectoría no debe ser desdeñado por los sindicalizados, ya que existe el compromiso de las autoridades de ajustarse el salario y sumarse al programa de austeridad que promueve el gobierno federal.

En tanto, el dirigente del SITUAM, Jorge Dorantes Silva, rechazó la propuesta de incremento salarial porque está por debajo del índice inflacionario y la brecha con el salario se sigue abriendo. Por ello, dijo, las autoridades universitarias deben hacer un esfuerzo por hacer ajustes a la llamada nómina dorada y canalizar esos recursos a los salarios de los trabajadores de base.

Aclaró que analizarán la información que les entregaron las autoridades de la UAM, pero aún hay varios temas que deben ser discutidos en esta negociación, como la violación de cláusulas del Contrato Colectivo de Trabajo.

Consideró que no debe haber jubilaciones vitalicias para 50 académicos, “exigimos una retabulación digna y un incremento salarial justo", por lo que confió que en la próxima reunión presenten propuestas y voluntad para resolver este conflicto, "pues no queremos romper el récord Guinness de la huelga más larga de hace 11 años".