El cuidado de la infancia, para que más mujeres y hombres puedan incorporarse al mundo laboral, es el asunto de mayor interés entre los senadores y diputados de las comisiones de Seguridad Social en el Congreso.

El otro gran tema en esos órganos legislativos tiene que ver con las pensiones a las parejas por viudez o enfermedad del trabajador. Para ello, proponen realizar diversas modificaciones a la Ley del Seguro Social.

En ambos casos, las guarderías y las pensiones, proponen beneficiar a los hombres. Históricamente se ha concebido a las mujeres como cuidadoras y a los varones como proveedores, pero esa idea ya no cabe en el mundo laboral, plantean en sus iniciativas.

Además de esas reformas, quieren ampliar las licencias de paternidad, establecer la seguridad social como un derecho, la posibilidad de retirar dinero de las subcuentas de ahorro para resolver alguna emergencia y pensionar a trabajadores del campo.

Guarderías para hijo de trabajadores

La Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados han recibido hasta ahora 15 iniciativas de reforma en la materia. En esa misma comisión, pero en el Senado, los legisladores han construido 12.

En ambos órganos legislativos la mayoría de las iniciativas son para el cuidado y atención de hijos de trabajadoras y trabajadores en las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Actualmente la Ley del Seguro Social establece que el derecho a utilizar esos centros de cuidado infantil es para las mamás trabajadoras. Los trabajadores sólo pueden beneficiarse del servicio si están en situación de viudez, divorcio o que tengan la custodia de sus hijos.

Si ellos llegaran a unirse nuevamente en matrimonio o en concubinato, ya no tendrían derecho a las guarderías. Es decir, se da por hecho que la mujer “tiene el deber de dedicarse de tiempo completo a los hijos”, señala la senadora Nadia Navarro, del PAN.

La modernidad ha traído cambios sustanciales en la vida de las personas que contradicen las formas tradicionales de la vida laboral, apunta por su parte la diputada Mary Carmen Bernal Martínez, del PT, en la exposición de motivos de su iniciativa.

Cada vez hay más mujeres que trabajan, pero ello no quiere decir que tengan seguridad social. En México, 43% de las empleadas tiene un trabajo formal, es decir, menos de la mitad está inscrita en el IMSS. Mientras que el porcentaje de los hombres es casi de 60.

Entonces, digamos que en una familia el padre es quien tiene el empleo con seguridad social. La mamá también trabaja, pero en su empleo no la inscribieron al IMSS. Él no podría llevar a sus hijos a la guardería del Instituto porque ni es viudo, ni divorciado. 

Por ello, la propuesta de la diputada Mary Carmen Bernal es reformar los artículos 201 y 215 de la Ley del Seguro Social, y establecer que “las personas trabajadoras” –sin especificar si es hombre o mujer— tiene derecho a que sus hijos acudan a las guarderías.

Pensión para hombres

Los viejos estereotipos de género también han normado la entrega de pensiones. Pues la misma Ley del Seguro Social estipula que para que un hombre reciba ese beneficio, en caso de que su esposa fallezca o enferme, debe comprobar que dependía económicamente de ella.

Una iniciativa del grupo parlamentario del PVEM pretende derogar ese requisito, por considerarlo injustificado legalmente. Igual que con las guarderías, se parte de la premisa de que el viudo o concubinario no deben recibir una pensión por los roles tradicionales de género, señalan.

El artículo 130 de la ley dice que tendrá derecho a la pensión de viudez “la que fue esposa del asegurado o pensionado por invalidez”. Si no estaba casado, la recibirá la mujer con quien “vivió como si fuera su marido”, durante los últimos cinco años.

Pero el diputado Alejandro Carvajal, de Morena, pide cambiarlo por: “Tendrá derecho la pensión de viudez el o la cónyuge del asegurado o pensionado por invalidez”.

También la senadora Leonor Noyola Cervantes, del PRD, propone establecer en la ley que tanto el hombre como la mujer que enviuden tengan derecho a recibir la pensión correspondiente.