La nueva forma de trabajar después de la pandemia tiene una tendencia hacia un modelo híbrido, al menos así lo quiere el 62% de los mexicanos, quienes después de un año de laborar desde sus casas prefieren conservar los beneficios de ambos esquemas: presencial y remoto.

El estudio Decodificando el Talento Global 2021, elaborado por Boston Consulting Group (BCG), OCC Mundial y The Network, identificó que casi el doble de las personas que actualmente laboran en un modelo híbrido (34%) quiere mantener una forma de trabajo que combine días laborales en la oficina y en casa.

En la reconfiguración del mercado, los extremos parecen no ser atractivos para la fuerza laboral del país, pues sólo 5% prefiere retornar a trabajo presencial de manera total y otro 34% se inclina por el teletrabajo a tiempo completo.

David Centeno, gerente de Planeación Estratégica de OCC Mundial, explicó que la tendencia a modelos híbridos se debe a que muchas empresas adoptaron este esquema durante la pandemia, sin que la productividad disminuyera; sin embargo, las personas también encuentran motivación en la interacción social y la colaboración en la oficina.

“Los diferentes roles buscan cierto nivel de flexibilidad, aunque probablemente los empleadores no estén preparados para ello o no será tan fácil llevarlo a cabo”, se destaca en el reporte.

El especialista de OCC Mundial resaltó que las empresas tienen el desafío de que la flexibilidad alcance para los colaboradores que no pueden beneficiarse del trabajo remoto.

En tanto, los modelos híbridos no serán la única marca que dejará la pandemia en el mercado de trabajo. Frente a una digitalización acelerada por la emergencia sanitaria, el capital humano es más consciente de la importancia de desarrollar nuevas competencias.

En áreas con mayor tendencia a la automatización, como la atención al cliente, las ventas y los servicios, son en las que mayor intención muestran las personas para reentrenarse, superando niveles del 70 por ciento.

Las habilidades digitales y tecnológicas son las más demandadas por las personas que desean capacitarse en un área distinta a la que se formaron en sus carreras. Sin embargo, también hay una tendencia a elegir disciplinas con más facilidad de transición, por ejemplo, los trabajadores de atención a clientes y servicios están interesados en reentrenarse en recursos humanos.

“La capacitación en digitalización, automatización y tecnología, se debe principalmente a la posibilidad de moverse en diferentes ramas y a la oportunidad de tener un mejor ingreso”, expuso David Centeno durante la presentación del estudio.

Un mercado en movimiento

El reporte identificó que México encabeza la lista entre 190 países con la mayor proporción de trabajadores buscando una posición remota en otro país. El 84% de los mexicanos con trabajos compatibles está abierto a una oportunidad laboral remota en una empresa ubicada en otra latitud.

Canadá, Estados Unidos, España, Alemania y Argentina conforman la lista de los cinco países donde los mexicanos buscarían empleo remoto. Es decir, México podría ser uno de los principales proveedores de talento a distancia para sus dos socios comerciales más importantes.

A nivel global ha disminuido la disposición para trabajar fuera del país de origen, al pasar la proporción de los interesados de 57 a 50% entre 2018 y 2020. El caso de México no es la excepción, en el mismo periodo los trabajadores que tenían el interés emigrar a otra nación se redujo de 77 a 67 por ciento.

Tanto en el mundo como en nuestro país, el interés por trabajar de manera remota ha superado la intención por cambiar de residencia.

“La globalización y la transformación digital han borrado las fronteras físicas de trabajo entre los colaboradores y empresas de diferentes países”, afirmó Sergio Porragas, director de Operaciones de OCC Mundial.

Desde su óptica, el interés de los mexicanos por teletrabajar para empresas de otros países no sólo se debe a la búsqueda de un mejor ingreso, también es atribuible a que el talento nacional cumple con las competencias demandadas por el mercado global.