Los cambios al interior de las organizaciones como consecuencia de la digitalización de los negocios están transformando de manera acelerada las competencias que debe tener el talento para adaptarse a los nuevos entornos. Al menos 9 de cada 10 ejecutivos considera que en su empresa ya se enfrenta o se espera una brecha de habilidades en los próximos cinco años, según el Reporte de tendencias de aprendizaje en el lugar de trabajo de Udemy Business.

En ese sentido, las competencias digitales han ganado terreno entre las habilidades más demandas por las empresas para desarrollarse en un ambiente de negocios más tecnológico. Esto ha elevado hasta 513% el interés en el desarrollo de habilidades digitales.

“Entre más preparados estén los trabajadores tecnológicos respecto a estas habilidades, serán capaces de tomar mejores decisiones que, al final, redunden en mayores beneficios a largo plazo para las organizaciones. Además, aquéllos que no tienen estas habilidades necesitan empezar a desarrollarlas, ya que si no lo hacen, corren el riesgo de quedarse atrás en el ajetreado y cada vez más tecnológico mundo laboral”, apunta Raphael Spinelli, director Regional de Udemy.

De acuerdo con la plataforma de aprendizaje, las cinco competencias digitales en auge en 2022 serán:

» 1. Testing de software

Esta competencia permite detectar errores y aportar datos para mejorar el funcionamiento de un software. Ss una habilidad cada vez más demanda porque en la actualidad este testeo no es sólo responsabilidad de los probadores de sistemas, por ello es una competencia requerida entre el talento tecnológico.

» 2. Lenguaje C++

C++ es un lenguaje de programación que nació en 1979 pero que con los años ha sabido actualizarse y mantenerse vigente. Es un lenguaje que está muy extendido, está presente en un navegador web hasta en un sistema operativo.

» 3. Lenguaje Go

Es un lenguaje de programación desarrollado por Google. Es de código abierto y fue desarrollado para ser simple y de rápido rendimiento. Con los años se convirtió en uno de los lenguajes de programación modernos que lideran la industria.

» 4. Google Cloud

En los últimos tiempos los negocios han acelerado su transición a la nube y para muchas empresas que están iniciando en ese camino, la solución de cómputo en la nube de Google es un excelente punto de partida.

» 5. Lenguaje PHP

Es un lenguaje de programación de código abierto que es muy popular. Sirve para desarrollar aplicaciones y crear sitios web y cada vez más personas lo usan porque es sencillo de utilizar y está en constante perfeccionamiento.

Los mexicanos mostraron mayor interés en estas competencias digitales durante 2021 y los especialistas de la plataforma prevén que en el arranque del 2022 mantendrán su tendencia al alza debido a la importancia que tienen para la digitalización de las industrias.

No todo es digital

En tanto, ell reporte de Udemy reconoce que no sólo las habilidades vinculadas con tecnología tendrán el foco de atención de las empresas este año. Los negocios también demandan competencias relacionadas con productividad y colaboración, liderazgo y gestión, diversidad e inclusión, pensamiento estratégico, gestión del tiempo y comunicación.

Aunque esta serie de habilidades han tenido un crecimiento importante en los últimos cuatro años en su demanda al interior de las organizaciones, durante la pandemia se observa mayor interés de los negocios en estas competencias.

Las habilidades más solicitadas no buscan sólo mantenerse por delante de la curva técnica. Competencias relacionadas con el liderazgo, el trabajo en equipo, la comunicación, la productividad y el bienestar son fundamentales para el desempeño de cada empleado. Por eso ya no tiene sentido llamarlas "habilidades blandas", como si representaran un conjunto menos importante; "son esenciales para cambiar el lugar de trabajo”, destaca el estudio.

De acuerdo con el reporte ¿Qué estudian los trabajadores de Latinoamérica? de Ubits, el 35% de las personas prioriza las habilidades blandas en su formación. Los tres campos más demandados en 2021 fueron los relacionados con comunicación efectiva, adaptación al cambio y liderazgo.

“La pandemia evidenció una oportunidad para desarrollar habilidades blandas y eso ha hecho que las personas busquen más cursos relacionados con mindfulness, inteligencia emocional, empatía, resiliencia y adaptación al cambio”, expone la plataforma de capacitación en su reporte.

Acceso a la capacitación diferenciado

Aunque el desarrollo de competencias es importante, no todos los trabajadores buscan actualizar sus conocimientos y hay una brecha entre los perfiles con menor formación y la fuerza laboral con mayor nivel académico.

Según el reporte de Ubits, las personas con educación media superior y técnica son quienes más completan cursos virtuales, lo que evidencia que los trabajadores que no tienen acceso a formación universitaria valoran y aprovechan la capacitación porque les permite desarrollarse para crecer en la compañía.

Por otra parte, los colaboradores de entre 30 y 40 años de edad son quienes más inician y terminan cursos. En el polo opuesto se encuentra la población trabajadora de entre 20 a 30 años de edad, con la tasa de finalización de cursos más baja.

Esta tendencia puede deberse a que las nuevas generaciones buscan una formación más rápida, ágil y con contenido corto, pero que al mismo tiempo ayude al desarrollo de competencias para adaptarse a los cambios en las organizaciones.