Las grandes empresas en México —la mayoría transnacionales— aumentarán en promedio 5% los salarios en 2022, hasta 0.5% más de lo que otorgaron este año de acuerdo con la consultoría Willis Towers Watson (WTW). Sin embargo, el incremento quedaría por debajo de la inflación, la cual el Banco de México estima que cerrará el 2021 por arriba de 6 por ciento.

El aumento estimado para el próximo año es el mismo que aplicaron las grandes empresas en 2019, antes de la pandemia. Para 2021, lo máximo que llegaron a subir algunas organizaciones fue 4.5 por ciento.

No es un incremento general y las compañías “no están obligadas a darlo”, enfatiza de inmediato Gabriel Chipoco, director de Data de WTW, empresa dedicada también a la gestión de riesgos e intermediación de seguros. “Ese 5% se distribuye, hay quienes recibirán 10% o quienes recibirán cero”, señala en entrevista.

De acuerdo con el Reporte de Planeación de Presupuesto Salarial de WTW, “el impacto en la economía de la región latinoamericana, derivada por la pandemia, ha limitado” los aumentos generales, “priorizando los que se otorgan con base en mérito”.

El 53% de las compañías que consultaron para elaborar el estudio en México son de origen estadounidense y canadiense. Del resto, 28% son de países de Europa; 12% de  México y 7% de otras naciones.

“Quizá el aumento alcance el 5.5%, pero no más allá, por la inflación”, indica Gabriel Chipoco. La designación de ese presupuesto “será por el desempeño” de las personas, “tiene que ver con la retención de talento, pero también con la competitividad de las empresas, van a cuidar los costos para mantener las plantillas”.

También dependerá de cada puesto. El personal operativo será uno de los más beneficiados por un incremento, pero “porque está directamente relacionado con el salario mínimo”, de acuerdo con Bárbara Sánchez, consultora senior en Compensaciones de WTW.

La previsión de la gestora de riesgos es que el gobierno federal aumente 15% el salario mínimo general para 2022, tal como lo hizo el año pasado. De esa manera pasaría de 141 a 162 pesos en la mayor parte del país.

Pago por habilidades

Si bien los incrementos salariales generales para puestos que ganan más del salario mínimo no son altos, los modelos de trabajo híbrido, “un mercado laboral pujante y el desafío de mantener comprometidos a los empleados sin el entorno de oficina, posiblemente significará en estrategias de crecimiento salarial más agresivas para conservar a los mejores talentos”, proyecta la consultoría.

“Las organizaciones están teniendo tres veces más dificultades con la atracción de talento y cuatro veces más con la retención que en 2020 y se espera” que la situación persista en 2022, según el informe.

El mayor porcentaje de rotación se presenta en el personal operativo, donde los salarios son más bajos; el 13.4% ha sido voluntario y el 10.4% involuntario, es decir, personas despedidas. La rotación en el nivel ejecutivo es el más bajo: el 4.2% decidió dejar la compañía y a la misma proporción, 4.2%, le rescindieron el contrato.

Y en un entorno laboral que cada vez se volverá más digital, muchos más trabajos podrán ser desempeñados de manera remota, pero no solamente de la oficina, sino incluso de la localidad o el país, advierte WTW.

“La falta de habilidades y competencias para el mundo digital hace que las compañías se vuelquen a traer gente de otras partes del mundo. Tenemos retos importantes, porque la gente puede trabajar desde cualquier parte del mundo, así que la competencia ahora está también en otros países”, dice Bárbara Sánchez.

A este último hecho hay que añadir el “pago diferenciado por habilidades”, una forma para decidir qué salario le darán a cada persona según la formación y certificaciones que tenga. Este modelo está siendo aplicado en empresas en Estados Unidos y Europa, principalmente para empleos digitales y cada vez se está expandiendo más a otras regiones del mundo.

Según WTW las habilidades a desarrollar para no quedar fuera de estos cambios son:

  • Administración del tiempo
  • Comunicación multicanal
  • Colaboración virtual
  • Mentalidad digital
  • Automotivación y proactividad
  • Confiabilidad y empatía
  • Resiliencia

Farmacéutica y automotriz, los más beneficiados

El estudio incluyó a empresas de manufactura, farmacéutica, alta tecnología, consumo, financieras, servicios, retail y energía. Sólo el 2% de las empresas encuestadas por WTW señaló que congelará sus salarios. El resto hará ajustes salariales o de otro tipo, por ejemplo:

  • Incrementar la flexibilidad laboral
  • Cambios en oferta de beneficios de salud, bienestar y retiro
  • Bonos de retención
  • Pagos por certificaciones o capacitaciones

Los sectores de energía y de la banca son los que reportan incrementos más bajos, con 4.0 y 4.1%, respectivamente. El personal en las industrias farmacéutica y automotriz tendrán un aumento un tanto mejor, de 4.9 y 5.2%, respectivamente.

Este año el personal operativo tuvo un incremento salarial de 6.8%, más impulsado por el aumento al salario mínimo que propuso el gobierno federal que por otro factor. Y los sueldos para los puestos directivos mejoraron 3.5 por ciento.