Al hablar de capacitación hay un tema que muy pocos toman en cuenta, a pesar de que es básico para mejorar las habilidades del reclutador y del buscador de empleo. Se trata de la prevención de violencia contra las mujeres. 

El asunto está más relacionado con el campo laboral de lo que se cree, afirman Klaudia González, coordinadora nacional de Proyecto Vive, un programa para capacitar a mujeres en situación de vulnerabilidad, y la embajadora Carmen Moreno, secretaria ejecutiva de la Comisión Interamericana de la Mujer (CIM). 

Es necesario instruirlas a detectar violencias para que no lo sigan permitiendo y mejoren su autoestima, lo cual redundará en un mejor desempeño laboral, han señalado ambas este miércoles en la presentación de un informe de resultados de Proyecto Vive.  

Además, los empleadores deben darse cuenta de las prácticas discriminatorias que pudieran estar cometiendo contra sus trabajadoras o candidatas a un puesto en su organización, agregan.

La importancia de la igualdad de género en la instrucción para el trabajo fue algo que descubrieron este año las capacitadoras de Proyecto Vive, quienes han preparado a más de 32 mil mexicanas desde 2016. 

Habilidades para el retail y para la vida

Proyecto Vive: ven, inspírate y vende (el nombre completo) es un programa financiado por Fundación Walmart e implementado por The Trust for the Americas, una organización afiliada a la Organización de Estados Americanos (OEA). 

Está dirigido, principalmente, a mujeres mayores de 15 años que estén en condición vulnerable. Esto quiere decir que tienen un bajo nivel socioeconómico y escolar, padecen violencia doméstica, desempleo o empleo irregular, explica Linda Eddleman, directora General de The Trust for the Americas.

Las características anteriores disminuyen sus posibilidades de encontrar un empleo regular y formal, por ello, el programa se centra  “en esa población y les proporcionamos capacitación técnica y talleres de prevención de violencia de contra niñas y mujeres, así como la instrucción para que hagan valer sus derechos laborales”, agregó la ejecutiva.

En 2018 instruyeron a 15.840 personas, de ellas 13.400 son mujeres en 28 entidades federativas del país. La capacitación consta de 22 horas de cursos de ventas en retail, promotoría, mercadeo y atención al cliente. 

Otras 22 horas se dividen para enseñarles “habilidades para la vida: aprender a emprender, comunicación efectiva y liderazgo”, comenta en entrevista para Factor Capital Humano, Klaudia González, coordinadora nacional de Proyecto Vive. 

Este año incluyeron también el tema de la igualdad de género y la violencia contra las mujeres, apoyadas por la CIM, una comisión de la OEA.

Lo que las mujeres necesitan es igualdad

La capacitación con un enfoque de género es esencial, sostiene Laura Villafán Martínez, vinculadora laboral de la OEA. Su labor es capacitar a las mujeres, conectarlas con empresas, y asociar a compañías con el proyecto para tener más aliados. Este miércoles fue reconocida como la mejor en su ramo a nivel nacional. 

“La enseñanza que más necesitan las mujeres que buscan un empleo es la igualdad de género”, afirma. Luego, el liderazgo y las habilidades técnicas. Al mismo tiempo, es lo que requiere la mayoría de las organizaciones: educar a sus líderes en recursos humanos sobre este tema. 

Pero esto ha sido también un descubrimiento para las integrantes de Proyecto Vive. Para que pudieran dar la capacitación en prevención de violencia, ellas mismas debieron tomar talleres durante dos meses. “Nos dimos cuenta que a diario la padecemos, pero ya está tan normalizada que ni la vemos”, comenta Klaudia González.

La familia, los medios de comunicación, las religiones, “cada uno de esos círculos nos dan su veredicto cómo tiene que ser una mujer y si no cumplimos con ello, nos castigan de alguna manera. Eso por supuesto que afecta la autoimagen de muchas y les hace creer que no tienen las habilidades necesarias para conseguir un buen trabajo”, apunta. 

Cambio de mentalidad

El programa para nada es paternalista, afirma José Eduardo Almanza Valdés. Gerente Regional de Capacitación y Fomento a la Empleabilidad de Manpower Group, una de las principales bolsas de trabajo y empresa de tercerización en México, y uno de los aliados de Proyecto Vive que les ayuda con la vinculación laboral. “Las empodera realmente porque cambia su mentalidad”, indica. Algunas, por la condición en la que se encuentran, no saben que pueden aspirar a un buen empleo o a emprender un negocio propio, destaca. 

De 2016 a 2017 han logrado que 6.885 personas tengan oportunidades laborales, 86 por ciento de ellas son mujeres, de acuerdo con la directora general de The Trust for the Americas, Linda Eddleman. El 35 por ciento de esas oportunidades fueron en el sector retail, 60 por ciento fueron vinculadas a un trabajo de tiempo completo o iniciaron proyectos de emprendimiento.