El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que el Consejo Técnico, máxima autoridad del organismo, aprobó de manera unánime los mecanismos para incorporar a los beneficiarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro al régimen obligatorio de seguridad social.

Durante la sesión ordinaria que se llevó a cabo en la sala de Consejo del IMSS, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, indicó que la propuesta para la asignación de seguro médico se realizó a partir de lo que establece el seguro facultativo con el que cuentan los estudiantes universitarios.

Destacó que es “fundamental que en la etapa de capacitación y aprendizaje los jóvenes estén respaldados por el seguro social”.

El Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro tiene como meta incorporar, en todo el sexenio, a 2.6 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan y que tienen entre 19 y 29 años de edad, a quienes se otorgará una beca de 3,600 pesos mensuales durante un año, además de contar con servicio de salud. En este sentido, dijo que esto permite que los tutores tengan confianza de que el aprendiz está cubierto ante la posibilidad de algún incidente y para los beneficiarios es una manera de poder integrarse a las actividades productivas.

Beneficios de la formalidad

Durante su participación, la secretaria dijo que es vital que los jóvenes se integren al mercado de trabajo, desde un inicio, en la formalidad.

“Está totalmente demostrado que los jóvenes que inician sus actividades laborales en la informalidad caen absolutamente en una trampa, cuando se integran de manera informal al mercado laboral es muy difícil poder superar esa situación; de manera que este programa nos ayudará a que una generación, que no tiene posibilidades, pueda entrar a los centros de trabajo con cobertura médica”.

En su intervención, el director general del IMSS, Germán Martínez Cázares, coincidió en que uno de los beneficios indirectos de Jóvenes Construyendo el Futuro es abatir los índices de informalidad que tiene el país y es correspondencia del organismo evaluar y medir su impacto.

“Es muy necesario abrir los cauces para la formalización del empleo, y éste es uno de ellos”, expuso. Las reglas generales del acuerdo refieren que será la STPS la que cubra los servicios de afiliación, dar aviso al IMSS de su incorporación y desincorporación, aclarando que el registro se hará hasta por 12 meses, que es el tiempo que dura la capacitación.

[email protected]