La generación de empleo en el mes de febrero cayó 23%, respecto al mismo periodo del 2018, con lo que se sumaron 125,982 plazas laborales, cifras muy similares a las reportadas en el 2014, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin contar el mes de diciembre pasado, cuando se presentó un monto importante de despidos por cuestiones de estacionalidad, la creación de empleos hiló seis meses con tasas de crecimiento negativas, siendo julio del 2018 la última vez que se reportó un comparativo positivo.

En su informe mensual sobre las afiliaciones, el IMSS detalló que no obstante la menor generación de puestos de trabajo formales en el país, éste, “es el mejor febrero del primer año de las últimas tres administraciones”. En febrero del 2013, el primero de la administración de Enrique Peña Nieto, el IMSS registró el alta de 120,873 trabajadores. Del total de plazas registradas, 70% es de plazas permanentes, es decir cuyo contrato es por tiempo indefinido; mientras que 37,781 son de carácter eventual y representa la cifra más baja que se haya reportado desde el 2011.

En el mes de diciembre, en el inicio de la presente administración, se dieron de baja 378,561 puestos de trabajo, la mayor pérdida observada en un último mes del año desde que se tiene registro en el IMSS.

Asimismo, en el mes de enero reportó un menor dinamismo con 94,646 nuevos trabajadores, cifra 16.7% menor a la observada durante enero del 2018.

Baja anual de 20% en generación

Por otra parte, la creación de empleo en los primeros dos meses de 2019 es de 220,628 puestos, y es menor en 20.6% respecto a los que se generaron el año pasado; sin embargo, el IMSS reportó que “este incremento es superior al promedio de las tres administraciones anteriores (172,283)”.

En ese sentido, la creación de empleo en los últimos 12 meses es de 603,505 plazas de trabajo, la cual equivale a una tasa anual de 3.1%; “85.9% de esta variación refiere a empleo permanente, es decir, 518,265 empleos, y 14.1% restante se trata de empleo eventual con 85,240 puestos”.

El IMSS detalló que el crecimiento anual en el empleo fue impulsado por sectores como el de transportes y comunicaciones con 5.3%, agropecuario con 5.0%, transformación con 4% y servicios y empresas con 3.5 por ciento.

No obstante, el sector extractivo reportó una pérdida de menos 1.2%, y en el caso de la construcción fue de menos 0.1 por ciento.

Respecto a las entidades federativas que reportaron un mayor dinamismo fueron Baja California Sur, Quintana Roo y Querétaro con crecimiento superior a 5.5%; en contraparte el estado de Guerrero 4.6%; Tabasco con menos 0.8%; Oaxaca menos 0.5 por ciento.

El empleo registrado ante el IMSS continúa con una tendencia negativa y en febrero tuvo un avance anual de 3.1%; el peor cambio anual porcentual desde abril de 2014 (3.0%), afirmó David Kaplan del Banco Interamericano de Desarrollo. “Cada arranque de sexenio refleja una disminución en la generación de empleo; ello obedece a que hay incertidumbre sobre la manera como las empresas realizarán sus inversiones”, indicó Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial, sostuvo que es importante que se considere la posibilidad de una desaceleración a nivel global; ello podría reflejar mayor incertidumbre en los inversionistas y por ende se notaría en una menor generación de empleo.

[email protected]