En junio se crearon 65,936 nuevos puestos de trabajo en el mercado formal, todos ellos de carácter permanente, hilando seis datos consecutivos de avance y el mejor comportamiento para el mismo mes desde el 2017, informó este lunes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

De esta manera, se han recuperado 679,428 de las plazas perdidas a raíz del impacto económico de la pandemia y el cierre de actividades económicas no esenciales entre marzo y julio del año pasado, esto equivale a un avance del 60.8 por ciento.

Sin embargo, esta cifra se aleja de las estimaciones del gobierno federal que esperaba una recuperación total del empleo formal para junio de este año. “Estamos pensando que para mediados del año ya vamos a tener de nuevo los 20 millones 500,000 (sic) empleos formales de trabajadores inscritos, mujeres y hombres, en el Seguro Social, lo que teníamos antes de la pandemia”, proyectó el presidente Andrés Manuel López Obrador en marzo pasado. Todavía restan recuperarse 438,156 plazas.

Al cierre de junio estaban registrados 20 millones 175,380 personas trabajadoras formales, un avance anual de 3.5 por ciento. Además, el IMSS reportó la afiliación de 5,600 nuevos patrones en el sexto mes del año, para llegar a un acumulado de 1 millón 11,974 empleadores, un crecimiento de 1.1 por ciento.

Por sectores económicos, el mayor crecimiento en el comparativo respecto a junio del año pasado se observó en la construcción (8%), la actividad de la transformación (6.5%) y la de transporte y comunicaciones (4.7%). En tanto, la industria eléctrica es la única que todavía reporta una cifra negativa, con una reducción de 0.5 por ciento.

A nivel estatal, el mejor comportamiento en el comparativo anual en la creación de empleo se observa en Tabasco (15.7%), Quintana Roo (13.3%) y Nayarit (10.2%). Por su parte, las entidades con cifras aún negativas son la Ciudad de México (-1%) y Morelos (-0.2%).

No obstante, al comparar los datos del mercado laboral formal respecto de lo observado en febrero del año pasado, antes del impacto de la pandemia en México, sólo ocho estados han logrado una recuperación completa: Tabasco (12.6%) Baja California (5.2%), Chihuahua (3.2%), Nuevo León (0.48%), Querétaro (0.48%), Zacatecas (0.42%), Colima (0.41%) y Tlaxcala (0.19%). El mayor déficit se registra en Quintana Roo (-13.9%), Veracruz (6.6%) y la Ciudad de México (6.3%).

Riesgos para el corto plazo

En el acumulado entre enero y junio del 2021, la creación de empleo fue de 401,648 plazas, el mejor nivel para un primer semestre en lo que va de la presente administración federal, pero por debajo de lo observado en el mismo periodo entre 2014 y 2018. El 83% de los trabajos generados en la primera mitad del año son de carácter permanente y 17% eventuales.

La constante en la conformación del empleo formal, destacó el IMSS en su comunicado mensual, es un promedio de 86% de plazas permanentes y 14% eventuales. De esta manera, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, la mayor proporción de trabajos temporales observada en el acumulado para la primera mitad del año refleja la ralentización del ritmo de recuperación y la menor calidad de las opciones que se están abriendo en el mercado laboral.

Además, agregó la especialista, “en el segundo trimestre del año se crearon 149,671 empleos, muy por debajo de la creación de 251,977 puestos durante los primeros tres meses del año. Hacia adelante, permanecen riesgos que podrán impactar en el ritmo de recuperación del mercado laboral, especialmente ante la nueva ola de contagios de covid-19. Mientras que, el proceso de vacunación continúa retrasado con únicamente el 27.3% de la población que ya recibió al menos una dosis. Lo anterior, podría resultar en nuevas medidas de confinamiento en los próximos meses”.

La recuperación del empleo en México no ha sido pareja debido a que el impacto de la pandemia se concentró en algunos estados y sectores de la economía, puntualizó Héctor Márquez Pitol, director de Relaciones Institucionales de ManpowerGroup, pero se prevé que en el tercer trimestre del año los estados del norte del país lideren la creación de nuevas plazas, principalmente en los sectores agrícola y de la manufactura.

Otro elemento a considerar en el comportamiento del mercado laboral formal, destacó, será el impacto de la reforma de outsourcing y la prohibición para las compañías de subcontratar trabajadores para sus actividades económicas preponderantes. De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, hasta el momento 830,000 personas que laboraban bajo esta modalidad ya pasaron a formar parte de las nóminas centrales de sus empresas.

“En los siguientes tres meses será muy importante ver el efecto en los índices de empleo formal. Los efectos de la reforma por sí misma se van a notar en septiembre, una vez que hayan terminado los periodos de transición que incluye la reforma en subcontratación aprobada en abril de 2021”, puntualizó Héctor Márquez Pitol.