Desde 1950, casi 270 mil profesionistas se han titulado en el Instituto Tecnológico de Monterrey.  El 41 por ciento de ellos ha fundado una empresa y más de la mitad de estas empresas, el 65 por ciento, sigue operando, según el estudio Impacto económico y social de los egresados del Tec de Monterrey en el mundo, presentado ayer en Monterrey.  

Para conocer el impacto que tienen en la sociedad sus egresados, el Tec encargó un  estudio a la firma británica QS, especializada en rankings universitarios. El 7 por ciento de los egresados, 17 mil 402, participaron en el ejercicio. Los datos finales del documento se basan en una extrapolación.

Los sectores en los que más emprenden los egresados son la consultoría, el comercio y en tercer lugar, alimentos y bebidas.  Las compañías fundadas por exestudiantes del Tecnológico de Monterrey han generado 2.5 millones de empleos, la mayoría en México. Estas empresas han facturado 223 mil millones de dólares. En América Latina, Estados Unidos, Europa, China, Australia y Nueva Zelandia también hay presencia de empresas fundadas por exalumnos del Tec. 

El 18 por ciento de los egresados fundó una empresa en los primeros 5 años de haberse graduado y el 7 por ciento lo hizo antes de terminar la carrera. 

“El liderazgo, la innovación y el emprendimiento han estado presentes desde que nacimos como institución. Hemos tenido buenos estudiantes, buenos profesores y buenos programas académicos que no sólo le dan las competencias y habilidades a los egresados para tener un trabajo inmediato después de graduarse, sino tener la capacidad de emprender”, aseguró David Garza, rector del Tec de Monterrey, Campus Monterrey. 

Impacto social

Los egresados del Tec no sólo crean negocios, también se dedican a actividades no lucrativas. De las 30 mil 85 organizaciones sin fines de lucro fundadas por exalumnos, el 75 por ciento sigue operando. En este sector, los exuniversitarios han generado 295 mil empleos. 

“Somos una institución de la sociedad para la sociedad. En este estudio no sólo se refleja el impacto de los egresados en el desarrollo económico, sino también en temas sociales y de innovación”, comentó Garza. 

La filantropía es un valor importante para los exalumnos.  Según el estudio, 102 mil 942 universitarios dedican cada mes un promedio de 10 horas y media al voluntariado y donan al año 28.5 millones de dólares a buenas causas. 

“Donde me gustaría ver más incremento es en las donaciones económicas que hacen los exalumnos a causas filantrópicas. En México, la filantropía es un pendiente y sí quiero ver a los egresados compartiendo más recursos económicos en causas sociales”, reconoció Juan Pablo Murra, vicepresidente de Relaciones y Desarrollo de la universidad.

Innovación

Además del impacto económico y social del trabajo de los egresados, el estudio también comprobó en qué medida esta universidad privada ha contribuido a la innovación y hace referencia a las patentes por la innovación de procesos, productos, así como publicaciones, investigaciones y artículos científicos realizados por los egresados. En esta sección se destaca una participación casi equitativa entre hombres y mujeres que publican sus artículos, dando un total de 56% contra 44% respectivamente.

El 7 por ciento de los encuestados ha inventado un producto, de estos el 25 por ciento obtuvo de una a cinco patentes. Un 9 por ciento creó un proceso innovador y el 14 por ciento consiguió hasta cinco patentes. 

La clave para poder realizar este estudio es el contacto que mantiene el Tec de Monterrey con sus egresados. “Por ejemplo, en Reino Unido las universidades no tienen el mismo contacto con sus exalumnos”, afirmó Dasha Karzunina, gerente de información de Mercado de QS.