La entrevista de trabajo es uno de los pasos más importantes en el proceso de postulación a una vacante, aunque algunas empresas han implementado sistemas automatizados para realizar los primeros filtros, algo es seguro: en algún momento la persona interesada tendrá una conversación con el reclutador y es importante estar preparado para ello.

“La forma en la que te preparas para una entrevista de trabajo puede determinar tus oportunidades de conseguir la vacante. Una de las mejores formas para hacer eso es tener en mente cuáles son las preguntas de praxis que hacen los reclutadores”, expone la plataforma Glassdoor.

La preparación para una entrevista de trabajo es igual de importante que el diseño del CV, sobre todo en un mercado laboral cada vez más competido. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en nuestro país hay 5.2 millones de personas en búsqueda activa de un empleo, esto representa 1.5 millones más de lo reportado previo a la emergencia sanitaria por covid-19.

Pero cómo responder a preguntas complejas. En una conversación pueden cuestionarle al candidato desde los motivos por los cuales dejó su anterior trabajo hasta sus defectos, entre otros puntos. OCC Mundial comparte algunos tips para sobrevivir a algunos cuestionamientos que no tienen una respuesta sencilla:

- ¿Cómo era la relación con tu jefe o compañeros de trabajo?

La recomendación es limitarte a decir que la convivencia era formal, evitando mostrarte como adulador, pero tampoco resaltando todo lo negativo.

- ¿Por qué quieres cambiar de empleo?

Si estás empleado y te encuentras en un proceso, es probable que el reclutador tenga la inquietud de saber por qué quieres dejar tu trabajo actual, la sugerencia es contestar que quieres nuevos retos, responsabilidades y seguir aprendiendo.

- ¿Cuáles son tus mayores defectos?

En esta pregunta no hay demostrar que eres un workaholic o perfeccionista, estas respuestas son repetitivas. Lo ideal es compartir un defecto, pero con una solución. Por ejemplo, puedes decir que eres distraído, pero estás trabajando en ello y por eso usas una libreta para apuntar todo y que no se te olvide.

- ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?

Esta es una pregunta de cajón, a los reclutadores les gusta que los candidatos muestren interés en la marca y es por ello que, investigar a la empresa te ayudará a conocer sus valores, su misión y objetivos, puedes contestar que tus habilidades empatan con el puesto y las metas de la organización.

- ¿Cuáles son tus virtudes?

Aunque parece difícil de creer, en ocasiones es más sencillo destacar lo negativo que lo positivo, antes de ingresar a la entrevista de trabajo, haz una lista con tus habilidades y cualidades, como el trabajo en equipo, el respeto, la innovación.

- ¿Por qué debemos contratarte?

Este punto es crucial para que te des a conocer de la mejor manera, destaca tus mejores cualidades: tu nivel de inglés, otro idioma o tu experiencia laboral.   Aprovecha para mencionar de algún logro que hayas realizado en tu anterior empleo, los ejemplos siempre son útiles.

- ¿Tienes preguntas?

Esta pregunta tiene como objetivo que el candidato exponga inquietudes y dudas sobre la empresa o la vacante, por ello nunca respondas que “todo está bien”, estas son algunas interrogantes que podrías hacerle al reclutador: ¿dentro de mi área habría oportunidad de crecimiento? ¿Cómo es el ambiente de trabajo? ¿Cuáles son las prestaciones que ofrecen?

Ángel Macías Dircio, CEO de Cahum, subraya que los candidatos tienen la responsabilidad de prepararse constantemente y “estar un paso adelante” porque llegar en blanco a una entrevista de trabajo también refleja una falta de compromiso.

Sin embargo, ¿cuál es la respuesta adecuada cuando te encuentras en un espacio laboral tóxico y te preguntan el por qué quieres cambiar de trabajo? Si bien la recomendación es no hablar mal de tu actual empleador, jefe o compañeros de trabajo, el especialista opina que “ningún buen sueldo, justifica un mal ambiente de trabajo” y aunque tampoco es bueno explayarse, tampoco se debe ocultar cuando hay problemas en el centro de trabajo.

“No es bueno ocultarlo, hay que decirlo, sin atacar al jefe o a la empresa, simplemente mencionarlo con pocas palabras; por ejemplo, no me sentí cómodo”, comenta Macías Dircio.

El especialista considera que los candidatos se van a encontrar con dos tipos de reclutadores. Algunos justificarán el ambiente tóxico y puede indicar de cómo será el entorno laboral en el nuevo trabajo, pero otros serán comprensivos porque la cultura organizacional es distinta.

¿Cuántos pelos tiene un perro?

A medida que el mercado cambia y las empresas demandan nuevas competencias en el talento, los reclutadores tienden a formular preguntas complejas para conocer mejor a los candidatos.

¿Si tuvieras un súper poder, qué harías? Seguro es una pregunta que no esperarías en una entrevista de trabajo, pero algunos candidatos en México han tenido que responderla. Glassdoor identificó 40 preguntas curiosas durante los procesos de selección en nuestro país:

  • ¿Qué harías si alguien necesita ayuda y el encargado de esa situación no está presente?
  • ¿Cómo enseñas individualmente dentro de un grupo?
  • ¿Cuánto tiempo tienes pensado estar con nosotros?
  • ¿Cómo te mantienes actualizado?
  • ¿Cuántos pelos tiene un perro?
  • ¿Eres auténtico?
  • ¿Qué cualidades debe de tener un líder?
  • Si le preguntáramos a tu anterior empleador por ti, ¿qué nos diría?
  • ¿Puedes decirme las capitales de los estados?
  • ¿Se debe sancionar de igual manera a una persona que roba porque es un criminal, que a otra que lo hace para darle de comer a su familia?
  • ¿Cuál crees que es el mayor reto de un recién egresado?
  • ¿Qué esperas de tu jefe en un trabajo?
  • Dime un defecto de ti mismo que te cueste trabajo aceptar
  • ¿Estás satisfecho con quién eres ahora?
  • ¿Por qué NO deberíamos contratarte?
  • ¿Cómo reaccionarias ante un cliente que cree tener siempre la razón?
  • Dime en qué año se fundó esta empresa
  • ¿Qué mejoras y proyectos emprenderías si tuvieras todo el presupuesto del mundo?
  • ¿Por qué razones dejarías un trabajo?
  • Si todos los puestos de la empresa estuvieran disponibles para ti, ¿qué cargo elegirías?
  • ¿Cuál es la diferencia entre líder y jefe?
  • ¿En dónde más tiene oficinas esta empresa?
  • ¿Puedo ofrecerte un sueldo menor al que ganabas anteriormente?
  • Cuando te ofenden física o verbalmente, ¿cuál es tu reacción hacia esa persona?
  • ¿Estás de acuerdo con la frase “el fin justifica los medios”?
  • ¿Cuál es la bandera nacional de Holanda?
  • Tu primer trabajo es crucial para el resto de tu vida y marcará la trayectoria de tu carrera profesional, ¿estás dispuesto a empezar por este camino?
  • Si la empresa fuera el cuerpo humano, ¿qué parte sería el área de ingeniería?
  • ¿Amas ganar, u odias perder?
  • Si tienes un recipiente de 5 litros y otro de 3, ¿cómo haces para tener 4 litros en un solo contenedor?
  • ¿Qué es un poka-yoke?
  • ¿Cómo aprendes nuevas cosas?
  • Si tu carro se detiene en medio de la nada, ¿qué haces primero?
  • ¿Cuándo terminas de aprender?
  • ¿Con qué animal te identificas?
  • Diseña una guardería para mascotas
  • Menciona qué cosas negativas tiene esta empresa
  • ¿Qué haces si te ofrecen un puesto mejor pagado, pero tienes responsabilidades importantes y no puedes dejar tu empleo?
  • Si tuvieras un superpoder, ¿cuál sería?
  • ¿Qué harías si fueras el jefe?

“No hay límite para la creatividad que los reclutadores pueden poner en esta clase de preguntas, pero si no hay un objetivo claro detrás de ellas, la información que obtenga será inútil e incluso la situación puede ser incómoda o vergonzosa”, Luciana Caletti, vicepresidenta de Glassdoor en América Latina

Las preguntas detectadas tienen el objetivo de evaluar la capacidad de razonamiento y creatividad de un candidato. “Por lo general, no hay respuestas correctas o incorrectas; lo que importa es cómo la persona llegó a ellas”, precisó.