México ocupa el sitio 76 de 140 países, en el índice de adopción de nuevas tecnologías favorables al desarrollo económico, “Índice de competitividad global 4.0”, desarrollado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Si bien es cierto que la tecnología cambia las formas de trabajo, estos avances no tienen que significar el desplazamiento de la mano de obra humana. La tecnología es una herramienta para hacer más fácil el trabajo de las personas.

Un robot colaborativo o cobot está diseñado para ayudar a los humanos como guía o ayudante en una tarea específica o varias.

A diferencia de un robot tradicional, programado para ser casi autónomo; un cobot está diseñado para trabajar junto a un humano en una capacidad útil. Dependiendo de la capacidad, tener una "mano amiga" robótica puede hacer una gran diferencia en términos de productividad.

Los robots tradicionales trabajan de forma autónoma. De hecho, los robots industriales son demasiado peligrosos para compartir el espacio con los humanos y se han relacionado con muchos accidentes fatales. Son excelentes para realizar trabajos monótonos y para levantar objetos pesados, pero cuando hacen contacto con humanos pueden causar lesiones graves.

Los robots colaborativos, por otro lado, están programados para trabajar junto a los humanos e incluso pueden completar tareas que ayudan a prevenir lesiones de las personas con las que trabajan.

Mi amigo el cobot

Los cobots más avanzados son funcionalmente flexibles, por lo que pueden cambiar rápidamente entre una variedad de tareas. La tecnología ha progresado hasta el punto en que una expresión o acción humana puede ayudar a un robot a "pensar" y responder a una tarea determinada.

El enfoque de trabajo en equipo aprovecha las capacidades de los humanos y las máquinas para crear una asociación más efectiva y eficiente. Los cobots encajan bien en esta ecuación. De hecho, para algunas organizaciones, los cobots pueden transformar literalmente una operación completa.

¿Tu empresa requiere cobots?

Los cobots se utilizan principalmente para mejorar el rendimiento, y esto puede ser valioso en casi cualquier industria que exista. Cualquier tipo de entorno en el que se puedan automatizar las cosas con la colaboración humana - robot sería adecuado para implementar robots colaborativos en el flujo de trabajo existente. Basados en los avances tecnológicos, los cobots parecen adecuados tanto para tareas repetitivas como para procesos cambiantes.

Una compañía que invierte en cobots para sus procesos de producción hoy continuará beneficiándose de las capacidades expandidas que avanzan gracias a los diseños de hoy con el futuro en mente.