En el área de formación continua hay dos tipos de trabajadores. Por un lado, está la fuerza laboral motivada a aprender constantemente para desempeñarse mejor y acceder a mejores roles en el futuro y en el otro extremo, se encuentran quienes sólo se capacitan para cumplir con ciertos requisitos. Sin embargo, el primer grupo es el que tiene más posibilidad de conseguir ascensos y al mismo tiempo, incrementar las ganancias de los negocios.

De acuerdo con el estudio Cómo aprende el personal de la plataforma Degreed, los trabajadores motivados en desarrollar nuevas competencias constantemente tienen el doble de posibilidades de conseguir un ascenso que sus compañeros que sólo buscan capacitarse por mero trámite.

En ese sentido, las organizaciones que crean una cultura activa de capacitación tienen 166% más de probabilidades de obtener ganancias más rápido que sus competidores que no motivan el desarrollo profesional de su talento.

“Cuando las personas tienen la oportunidad de aprender en el trabajo, colaboran y aprenden de aquellas personas a su alrededor. Esa participación crea un valor empresarial que puede ayudar a avanzar a su empresa”, expuso la plataforma en el informe.

El talento motivado en su desarrollo profesional es más propenso a prepararse constantemente para sus aspiraciones profesionales a largo plazo y mejorar su desempeño en su rol actual. En cambio, los perfiles que se capacitan para cumplir con requisitos tienden a formarse en nuevas áreas o habilidades sólo cuando llega el momento de cambiar de empleo.

Es por ello que una cultura activa de capacitación está vinculada al crecimiento del negocio, porque las personas buscan desarrollar competencias de manera frecuente y esto les permite adaptarse a los cambios constantes en el mercado, sobre todo a las transformaciones impulsadas por la cuarta revolución industrial.

“Las organizaciones son muy conscientes de la importancia del aprendizaje en el entorno empresarial actual. Entienden que la tecnología está cambiando la naturaleza del trabajo y los roles dentro de él. También comprenden que la capacidad de la fuerza laboral para aprender nuevas habilidades, modelar nuevos comportamientos y adaptarse continuamente es clave para el éxito sostenido”, destaca la consultora McKinsey & Company en el estudio Transformación de la función del aprendizaje: Por qué aprender nuevas formas.

En ese tenor, a través de su informe, Degreed señaló que las empresas con una cultura positiva de aprendizaje suelen desempeñarse con mayor destreza, tienen equipos más ágiles, se adaptan a los cambios de manera más rápida y sus ganancias crecen de manera más rápida que las de la competencia.

Pero construir una organización activa en la formación profesional del talento no basta con ofrecer cursos o plataformas de aprendizaje. “En lugar de crear más contenido, los equipos de aprendizaje y desarrollo deben cambiar el enfoque para crear las condiciones del aprendizaje continuo”, detalla la organización.

Características de las organizaciones activas

Las empresas con trabajadores motivados en su capacitación continua tienen en común por lo menos 13 características:

  1. Las personas se preparan para el futuro
  2. Existen objetivos claros en la formación
  3. El aprendizaje se genera en cualquier momento y lugar
  4. Los líderes apoyan a crear planes de carrera para sus colaboradores
  5. La capacitación independiente es más frecuente
  6. El aprendizaje es estructurado
  7. Se fomenta la formación colaborativa
  8. Se trabaja en tareas o proyectos para aprender con base en experiencia
  9. Las competencias son evaluadas constantemente y no sólo por el equipo de recursos humanos
  10. Los empleados por su propia cuenta rastrean las nuevas habilidades que requieren
  11. Las personas están motivadas en actualizar sus perfiles de competencias
  12. Los trabajadores encuentran en la formación oportunidades de crecimiento
  13. Los profesionales crecen en todas las direcciones y no en escalera vertical

“Que una empresa tenga políticas, sistemas o procesos para el aprendizaje no significa que tiene una cultura positiva de aprendizaje. Lo que realmente importa es cómo se comportan las personas y qué valoran”, detallan los especialistas de Degreed.

De acuerdo con la firma Hays, en un contexto en el que los salarios ya no son el principal motivador de los profesionales, las empresas necesitan invertir no sólo en una remuneración competitiva, sino en el desarrollo de sus empleados.

“Un plan de carrera eficaz aumentará la motivación y el compromiso de tu equipo, reducirá el turnover en tu empresa e incluso aumentará la calificación de los profesionales”, puntualiza la firma en su Análisis de tendencias y salarios 2021.