Todas marcas, a nivel mundial, apretaron el acelerador a fondo para lanzar actualizaciones y nuevos modelos tratando de contrarrestar los efectos negativos que la pandemia por el Covid-19 tuvo en la industria automotriz en específico.

Te confieso que esta fue la principal razón por la que en esta edición no tenemos una investigación como ocurrió hasta el número anterior pero, te prometo, que para el siguiente número de tu Suplemento Autos, incluiré un tema de gran interés.

El espacio principal estuvo reservado para Taycan, el primer auto completamente eléctrico de Porsche que además porta una carrocería cuatro puertas. Es sinónimo de innovación porque estrena la primer transmisión de dos velocidades para un ejemplar con este tipo, y ella es en buena parte responsable de una aceleración brutal que lo catapulta a los 200 km/h en menos de 10 segundos. Claro, todo tiene un precio y su valor ronda los 4 millones de pesos para la versión más equipada.

Jimny fue otro lanzamiento que acaparó la atención. Ningún periodista pudo vaticinar su llegada, y sin fotos filtradas (que ocurren cuando algún viajero se encuentra con la madrina que lo lleva o algún colaborador de una agencia distribuye imágenes), no había razón para imaginar que un primer lote llegaría a México, el mismo que en menos de 72 horas se agotó. Un vehículo totalmente utilitario que fue “domesticado” con el equipamiento más actual, pero cuyas prestaciones y sensación de manejo están orientadas para quien busca un vehículo que no tema a terracería, zanjas y empinadas pendientes.

En el apartado de Tecnología recordamos a un evence electrónico que mejoró sustancialmente el funcionamiento de las bolsas de aire y de los tensores de los cinturones de seguridad. La Unidad de control electrónica para el airbag ha sido perfeccionada de tal forma que actualmente permite que otros sistemas vigilen la seguridad e integridad de los ocupantes.

Así que con un mes por delante, te invito a ajustar tu cinturón de seguridad, reducir marcha y acelerar a fondo, porque aún nos faltan metros para llegar a la meta final.