Hacer una reinterpretación única del estilo de vida y lujo estadounidenses es la misión principal de los nuevos Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer en su regreso a la industria automotriz. Wagoneer es un nombre con mucha historia en la industria automotriz y cultura de Estados Unidos.

Desde 1963 se convirtió en el primer vehículo 4x4 en estar al alcance del consumidor, detalles de lujo y comodidad con varias amenidades que hasta entonces estaban reservadas para los vehículos de lujo y de segmentos diferentes.

 

Sofisticados

Estos modelos hacen su debut con orientaciones diferentes y objetivos específicos pero teniendo como esencia la exclusividad antes descrita. A partir de una estructura tipo body frame, que emplea grandes cantidades de acero de alta resistencia y que garantiza un alto nivel de rigidez torsional, uno apunta hacia el segmento de los Suv de grandes dimensiones (Wagoneer), mientras el segundo tiene en la mira a las camionetas de máximo lujo (Grand Wagoneer).

Jeep Wagoneer. Foto: Especial

Los dos comparten rasgos generales de diseño, como la parrilla de 7 espacios ahora grabada con rayo láser (una técnica empleada en la alta relojería), grandes áreas acristaladas para tener una mejor visión periférica así como sutiles detalles como las tramas alrededor de los faros delanteros o las molduras de aluminio pulido en todo el exterior.

Sin embargo también hay elementos que marcan diferencias como la pintura bitono, los rines de 20” y 22” de serie con 4 tipos de acabado así como las luces led delanteras y estribos laterales, para el Grand Wagoneer. Por su parte Wagoneer ofrece de igual manera espacio y libertad para salir del asfalto pero con menor sofisticación.

Jeep Grand Wagoneer. Foto: Especial

Sin límites

Del interior, además de que no existen restricciones para llevar a toda la familia, tampoco lo hay en el ámbito de la exclusividad, tecnología y comodidad. Una vez más, los niveles de equipamiento de cada modelo son los que marcarán el tipo de equipamiento pero en términos generales ambos se caracterizan por una conectividad y accesibilidad totales.

Aluminio, piel, superficies en piano black y madera genuina son la constante para Wagoneer y Grand Wagoneer sin contar que pueden llevar hasta a 7 pasajeros cómodamente. Al sistema Uconnect 5 lo acompañan diversas pantallas que en conjunto representan 45” de superficie.

En primer lugar está el clúster digital de 12.3” en Grand Wagoneer y de 10.25” en su hermana, mientras que en la consola central la primera dispone de un monitor de 12” y de 10” para la segunda; a ellas le siguen una más para las funciones como el climatizador.

Para Grand Wagoneer se reserva una pantalla adicional de 10.25” para el acompañante que entre las funciones a las que tiene acceso está el Fire TV for Auto. Por primera vez en la industria automotriz, estos exponentes de Jeep podrán contar con dos sistemas de audio diseñados por la firma de audio Hi-End, McIntosh, ya sea el MX950 o el MX1375, con hasta 1,375 watts de potencia.

No renuncian a la aventura

Como todo Jeep tienen lo mejor del mundo off road como la suspensión neumática Quadra-Lift con 5 niveles, o los sistemas de tracción 4x4 Quadra-Trac I, Auadra-Trac II y Quadra-Drive II. En materia mecánica, Wagoneer dispone de un V8, 5.7 litros, eTorque con 392 hp y 404 lb-pie de par, mientras que Grand Wagoneer recurre a un V8 de 6.4 litros que alcanza 471 hp y 455 lb-pie de par. En ambos casos la transmisión es la TorqueFlite de 8 velocidades.

autos@eleconomista.mx

rrg