La ciudad de Zacatecas es una de las más bellas de México. Dicen los taxistas que Zacatecas es una ciudad de primera: porque hay que subirla metiendo la primera velocidad.

Esculpida, casi desenterrada, Zacatecas se conoce por dos cosas: su actividad cultural y la cantidad de migrantes que exporta cada año a Estados Unidos. “El 50% de la población zacatecana está en EU”, explica el maestro Alfonso Vázquez Sosa, director del Festival Cultural Zacatecas, “mantienen un fuerte lazo con su ciudad de origen”.

Por eso en la edición del año pasado del Festival el tema fue la migración. Este año, que el encuentro llega a su edición 32, el tema es Expresiones de paz.

¿Cómo es esto de los temas? Los festivales suelen tener ciudades o países invitados, no temas.

“Cuando el Festival cumplió 30 años nos dimos a la tarea de hacer un diagnóstico. Queríamos saber si cumplía con su objetivo”, dice Vázquez Sosa. El Festival nació como un encuentro lúdico para las familias que estaban de vacaciones de Semana Santa. “Fue creciendo, evolucionando. Pensamos en cómo hacerlo único, que se distinguiera de otros festivales y surgió la idea del eje temático”.

Expresiones de paz nace como un tema de trascendencia cultural, multidisciplinario, en un momento en el que nuestro país es cada vez más violento. “La pregunta que puede hacerse el público es ¿qué puedo hacer yo, ciudadano común, por la paz?”, dice el director de la fiesta. El Festival se propone darle respuesta y crear públicos que se cuestionen en ese sentido. La cultura como fenómeno transversal, como dice el subtítulo del Festival; un fenómeno que nos envuelve e involucra a todos.

Entre otras cosas el Festival trae exposiciones temporales en todos los museos, puestas en escena que se presentan en los tres teatros que hay en la ciudad de Zacatecas y una serie de eventos organizados por la Universidad Autónoma de Zacatecas, la UAZ, que este año cumple 50 años de autonomía.

Los eventos de la UAZ se ven especialmente interesantes con la participación de académicos de la propia UAZ y otros invitados de otras universidades para conversar y debatir qué se ha hecho por la paz, qué investigaciones o publicaciones han adelantado el tema en nuestro país y el mundo.

Aunque el Festival Cultural Zacatecas no tiene un invitado especial como tal, sí participa del año dual con Colombia que ha sido eje de varias actividades culturales en todo el país.

La inauguración es de lujo. El enorme tenor Ramón Vargas dará un concierto acompañado de la Orquesta Sinfónica de Zacatecas. En oferta hay para todos los gustos, lo mismo el Mariachi de Nochistlán que los punks de Dios Salve a la Reina.

El programa se conforma de más de 250 actividades y abarca dos semanas, del 24 de marzo al 7 de abril.

Consulte el programa completo en: www.festivalculturalzacatecas.mx

concepcion.moreno@eleconomista.mx