En la Ciudad más grande de este país, con mayor concentración de capital humano altamente calificado, con el mayor número de centros de investigación, equipos, laboratorios y universidades se vuelve fundamental que desde aquí se profundice la divulgación y la apropiación social del conocimiento, así lo expresó Enrique Cabrero Mendoza titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) durante la firma del Convenio de Colaboración entre este instituto y la Secretaria de Ciencia Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (SECITI), a través de su titular, David García Junco Machado.

“La ciencia y tecnología es algo que nos impacta todos los días…Pero debemos tener claro que en la cotidianeidad existe, además, el conocimiento y la divulgación se tiene que disfrutar por ello tenemos que generar estos espacios para que estos talentos puedan surgir”, expuso el maestro García Junco, y agregó que la apropiación pública de la misma, tiene una parte muy proactiva que es el generar vocaciones en los jóvenes y el entusiasmo por la ciencia, “los científicos no son una comunidad aparte, decirles a todos que pueden ser científicos y creadores, es muy importante”.

Por lo anterior, el convenio tiene dos anexos de ejecución, el primero para vincular a la Agencia Informativa Conacyt con las actividades científicas en la Ciudad y transmitir la ciencia de una manera simple, el otro es para trabajar de manera conjunta la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología “y que esta sea la más importante que hasta ahora se ha tenido”. Además se abre la posibilidad de lanzar convocatorias de manera conjunta y rehabilitar espacios de aprendizaje en la Ciudad de México.

Con la reforma de la Ley de Ciencia y Tecnología en 2014, por primera vez la comunicación pública de la ciencia se consideró como una parte estratégica en la construcción de una sociedad basada en el conocimiento, este Acuerdo de Colaboración es parte de esa estrategia que se espera sea exitosa ya que “la manera de expandir el conocimiento es a través de los nodos urbanos en las ciudades, por ello es muy importante que desde las metrópolis se tenga mayor capacidad de divulgación del conocimiento”, dijo Cabrero.

Y agregó: “Estamos atravesando también por falsedad de noticias, información poco fundada y hay quienes ponen en duda la misma evidencia científica, en este contexto por primera vez se dio una estrategia muy ambiciosa de comunicación en este sexenio”.

Este esfuerzo de colaboración se une a otras actividades creadas para la divulgación de la ciencia, tales como la Convocatoria de Apoyo a Proyectos de Comunicación Pública de la Ciencia, el Simposio de Editores de Revistas de Divulgación Científica, el Seminario de Periodismo Científico, el Festival Internacional de Planetarios, el Congreso Nacional de Comunicación Publica de la CTI, la Agenda Ciudadana y otras iniciativas.

Cabrero concluyó que todavía hay un rezago como sociedad en el que aún no hay una cultura científica asentada “por eso es urgente que encontremos los mecanismos para generar la apropiación del conocimiento” y aprovechó para recordar que “es muy importante y urgente que los candidatos ya expresen que piensan en torno a la ciencia y la tecnología, que planteen su proyecto al respecto porque es un proyecto de largo plazo para este país y tienen que manifestarse, yo espero que los candidatos estén muy sensibles a lo que la comunidad académica exprese porque es una visión de compromiso con la nación y esperamos que muy pronto las campañas ya en curso puedan entrar a un debate productivo, interesante y constructivo en torno a la CTI”.