Ginebra, Suiza. El pianista mexicano Jorge Viladoms ofrecerá un concierto este sábado en la sede de Naciones Unidas de esta ciudad para conmemorar la independencia de ese país y como parte del programa de puertas abiertas del Palacio de las Naciones.

El Palacio de las Naciones abrirá el sábado sus puertas al público y Viladoms cerrará el programa con un concierto dedicado a la conmemoración de la Independencia de México, en cuyo repertorio incluirá la Sonata No. 2 del compositor capitalino Federico Ibarra.

Para el concertista nacido en el estado de Durango, que se inició en el piano en Puebla y estudió en el conservatorio de Lausanne, tocar en la Sala de las Asambleas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) frente a mil 800 espectadores es un sueño para cualquier pianista , dijo.

El artista, de 27 años, reconocido en varios escenarios de la Unión Europea y con diversos premios en su haber, también interpretará piezas de Debussy y Liszt.

El concierto, patrocinado por la Misión Permanente de México ante organismos internacionales, es una gran oportunidad para comunicarse con la gente.

Además es un escenario ideal para dar a conocer su fundación Crescendo con la Música, nombrada así en alusión al término musical crescendo, la cual tiene como fin ayudar a crear diversas orquestas infantiles en las escuelas mexicanas.

Viladoms explicó que la idea es que con lo que se va recaudando en la fundación se compran instrumentos para que los niños aprendan a amar la música desde temprana edad, ya que es de enorme beneficio para el desarrollo integral del niño.

Todo lo que gano en los conciertos lo pongo en la fundación, es mi forma de ayudar, (...) lo aprendí de mis padres , dijo el artista, quien nunca ha ofrecido un concierto en suelo mexicano (planea una gira para 2013).

Por el momento, la fundación de Viladoms (jorgeviladomsweber.com) ya tiene un programa piloto en una escuela de la ciudad de Guadalajara, en la que pronto empezarán a recibir los instrumentos ofrecidos por Crescendo con la Música.

Además, la fundación también planea formar a profesores de música y hacer intercambios de maestros de música clásica suizos para que vayan a dar clases a México, al tiempo que músicos mexicanos vengan a este país para enriquecer su experiencia pedagógica.