La canción "Salven Tlaxcala" hace un recorrido por diversos hechos del gobernador Héctor Ortiz y sus hermanos donde se les acusa de nepotismo y de querer alterar encuestas, previo a la elección del 4 de julio.