El esquí es el mejor pretexto para disfrutar de un destino con una esencia muy peculiar, rico en cultura y actividades invernales.