El asteroide 2004 BL86, que tiene un diámetro de medio kilómetro, seguirá una órbita relativamente cerca de la Tierra el próximo lunes 26 de enero. Este acercamiento, a 1.2 millones de kilómetros, no representará un riesgo para nuestro planeta.

La trayectoria del cuerpo celeste no representa riesgo alguno para la Tierra y será un espectáculo que con ayuda de un telescopio convencional, incluso binoculares, se podrá observar como un pequeño punto desplazándose lentamente.

La razón por la que este asteroide, que viaja a una velocidad de 56, 420 km/h, se acercan a la Tierra tiene dos explicaciones sencillas: Los asteroides chocan entre ellos y después tienen interacciones entre las gravedades de los cuerpos.

Los asteroides viajan entre las orbitas de Marte y Júpiter, en un cinturón de asteroides y algunos llegan a colisionar entre ellos y se produce un efecto similar al que ocurre cuando chocan las bolas de billar, desviando a algunos de ellos del cinturón. Los que llegan a pasar cerca de un cuerpo más grande son desvíados gravitatoriamente y al final son expulsados en dirección hacia el Sol.

El doctor Alejandro Farah, del Instituto de Astronomía de la UNAM, dijo que en muchos casos Júpiter funciona como escudo de la Tierra ya que es un planeta más grande y su gravedad atrae con mayor fuerza a los asteroides, capturándolos en una órbita a su alrededor y con el tiempo terminan estrellándose con el gigante.

Cuando se desvían son monitoreados pues algunos pueden ser peligrosos para nuestro planeta, sobre todo si son de gran tamaño. Debido a la velocidad con la que se mueven, sería un choque con una gran liberación de energía.

El investigador aclaró que una vez que los asteroides son ubicados y observados por largo periodo, entonces se puede deducir su órbita, dado que las órbitas de los asteroides son elípticas, se puede pronosticar si pasarán o no cerca de la Tierra y la distancia en la que lo harán pues ya se sabe su trayectoria.

Conocer la órbita de un asteroide no significa que éste se moverá siempre en la misma trayectoria, lo que hace de estos cuerpos un tema de constante observación y análisis.

Dos cuerpos cósmicos en un mismo mes

En enero de 2015 dos cuerpos cósmicos bordearán la Tierra. Este lunes 26 de enero el asteroide 2004 BL86 podrá ser visto con ayuda de un telescopio pequeño, así como el cometa Lovejoy, pues aunque la órbita de éste tuvo su máxima aproximación a la Tierra el pasado 7 de enero,situándose a 70 millones de kilómetros de nuestro planeta, pasará por el punto más cercano al Sol el próximo día 30 de enero.

rarl