Fomentar el encuentro entre lectores y libros depende de muchos factores, uno de ellos son los montajes en donde las diferentes editoriales plasman su esencia e invitan a los participantes del encuentro editorial y literario más importante en el mundo de habla hispana a conocer y ser parte de sus colecciones.

Cada año, la FIL Guadalajara otorga un premio al mejor estand, se evalúan criterios como diseño, distribución del espacio, funcionalidad, impacto visual, originalidad y vialidad.

En esta ocasión, la Universidad Nacional Autónoma de México obtuvo el premio en la categoría Platino.

El diseño del estand integra un foro para llevar a cabo actividades culturales y se puso énfasis en la iluminación. “Es difícil que coincida la presentación de un pabellón con identidad propia, con un emblema tan iconográfico como es el de la institución; esa integración la vimos en el manejo de materiales naturales con tecnología, para finalmente lograr un gran pabellón, en un área que invita, que está diseñada para que el visitante pueda pasearse”, determinó el jurado, integrado por diseñadores, arquitectos, empresarios y profesores.