Del total de encuestados, 30.2% mostró un nivel de desconfianza en las instituciones, categoría que podría considerarse como antisistema .