El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, declaró tres días de duelo por la muerte de 131 personas, en el ataque del grupo radical islámico Talibán contra una escuela de la ciudad de Peshawar.