La ley da la razón a los vecinos de Coyoacán y el Centro Cultural Elena Garro, que se construye en Fernández Leal 43, se determinó ilegal y la obra tendrá que parar.

Después de meses de lucha, protestas, quejas, mantas y una mala relación con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), los vecinos de Coyoacán aseguraron haber ganado la batalla.

Ayer, los vecinos presentaron una sentencia en su favor del Tribunal Contencioso Administrativo que determina que el uso de suelo del predio es habitacional y no comercial, como había declarado Conaculta.

Por lo que el Consejo y Educal no pueden seguir construyendo y tendrán que demoler la obra con una inversión de 100 millones de pesos, la cual se encuentra en 50% de su construcción.

Por su parte, Edson Alamilla, jefe de Prensa de Conaculta, respondió a este reportero que en cuanto se tenga una respuesta oficial la daría a conocer.

Seguro ya fueron notificados, pero bueno… El lunes a más tardar, Conaculta conocerá la sentencia y tendrá que acatar la ley; pues ya se agotaron todos los recursos legales , dijo Benjamín Salinas, abogado de los vecinos de La Conchita.

Jorge Martínez Stack, coordinador interno del comité ciudadano Barrio de la Concepción, comentó que hace unos meses hubo una reunión con Roberto Vázquez, secretario Cultural y Artístico de Conaculta. Nos propuso terminar las protestas contra la librería y que a cambio arreglarían el parque de La Conchita, pero obviamente le dijimos que no y ya no supimos nada más de ellos .

El abogado aseguró que la sentencia en favor de los vecinos es irrevocable pero…

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes tiene posibilidad jurídica de hacer algo para continuar con la obra, a juicio de la defensa, no veo muchas posibilidades de que puedan hacer algo más .

De confirmarse la cancelación del Centro, Conaculta sufriría pérdidas millonarias.

vgutierrez@eleconomista.com.mx