En estos tiempos en que se discuten y plantean nuevas formas de colaboración entre las marcas de moda y el trabajo creativo que aportan las comunidades indígenas, Summer Romero es un botón de muestra.

La marca de ropa y accesorios que nació en Chicago en el 2008 con el nombre de su fundadora, emprendió al año siguiente, en Oaxaca, el proyecto Telar, que ha incorporado a sus prendas, desde entonces, el bordado a mano hecho por artesanas indígenas, integrantes de las comunidades Zapoteca, Nahua, Otomí y Mazahua, convirtiendo estos atuendos en verdaderas piezas de arte textil “únicas e irrepetibles”, que incluye, además, una línea de sombreros bordados, aretes y collares con intervención textil.

El concepto de Summer Romero va más allá de la onda fashion, y tiene más que ver con buscar una identidad propia en el vestir, eligiendo las prendas como una especie de “armadura energética atemporal, reivindicando el poder de la vestimenta en nuestra vida cotidiana e invitándonos a la reflexión de elegir conscientemente con qué tipo de ropa cubres tu cuerpo y contemples bajo qué circunstancias y energía fue hecho lo que estás consumiendo”, nos comparte la fundadora del proyecto.

Este sábado 7 de diciembre, esta marca celebrará el tercer aniversario de su punto de venta, The Showroom By Gaianauta, con la presencia de artistas y artesanos, y sus anfitriones Summer Romero y Luis Padilla, que prometen una tertulia con música, mezcales, canapés, sorpresas y descuentos, a partir de las 4 de la tarde en Coahuila 135-D, Colonia Roma Sur, en la Ciudad de México.

[email protected]