Por Gal-Ar Gamex —Arturo Gallegos García—

Alguna vez la ha visto u oído, sea de esta galaxia o de otra muy, muy lejana. La franquicia de Star Wars es de las más poderosas y no sólo de Hollywood. La obra maestra de George Lucas comenzó en 1977 con la trilogía original, después continuó expandiéndose con otras seis películas más; pero todas ellas comparten un común denominador: Skywalker.

Dicho apellido ha representado al mismo tiempo esperanza para la República, la Rebelión o la Resistencia, así como terror para los Separatistas, el Imperio Galáctico o la Primera Orden. Pero, ¿a qué se debe tan legendaria reputación?

El chico del atardecer doble

Nuestra primera aventura inició con Luke Skywalker, un granjero adolescente que soñaba con ser piloto y ansiaba la aventura. Dichas características le fueron heredadas por su misterioso linaje, especialmente del lado paternal que, de hecho, sus tíos Owen y Beru temían que floreciera. Pero la vida del joven Skywalker cambió radicalmente con la llegada de dos droides —r2-d2 y c-3po— y una encomienda para un tal Obi-Wan Kenobi.

El viejo ermitaño Ben le reveló parte del pasado de su «difunto» padre, incluso regalándole su antiguo sable de luz —que aparecería en todas las demás películas— además de comenzar su entrenamiento Jedi. Con pocas lecciones, Luke demostró una habilidad y sensibilidad innatas con la Fuerza y tal perturbación llamó la atención del mismísimo Emperador Galáctico y al «responsable» de la muerte del padre de Luke, Darth Vader. Pero como la Fuerza es intensa en su familia, el joven Skywalker no sólo logró rescatar a la Princesa Leia, sino destruir la Estrella de la Muerte.

Soy un Jedi, como mi padre antes que yo

No obstante, la misma inmadurez y ansia de grandeza heredadas aquejaron su camino como Jedi, con todo y las advertencias del Maestro Yoda para que no desafiara tan pronto al Imperio. Sin embargo, al final del día, Luke terminó por convertirse en el más grande Maestro Jedi de todos los tiempos, en parte gracias al conocimiento de su árbol genealógico. A partir de ahí, el apellido Skywalker retumbó por todos los rincones de la galaxia, esta vez, inspirando esperanza.

Más que una princesa

Aunque nos enteramos hasta la tercera película [1], la Princesa Leia Organa resultó ser una Skywalker, hermana melliza de Luke. Eso sí, la personalidad de Leia se definió por el papel que tomó después de que el Imperio se estableciera, siendo educada en el seno de una familia de políticos en pro de la democracia. Después de ahí fungió como espía de la Alianza para restaurar la República y ayudó con el descubrimiento de los planes de una súper arma, la Estrella de la Muerte.

Así como su hermano, Leia también tuvo una gran sensibilidad para la Fuerza heredada de su padre, quien sería nada más ni nada menos que Darth Vader. Luego de asestar el ataque final al Imperio, Leia pasó de tener un título nobiliario a un rango militar: la General Organa de la Resistencia. Más aún, además de imbuir su carácter e inteligencia, Leia también pudo transmitir el poder de la Fuerza en su hijo, Ben Solo. Si eso no es tratarse de un ícono femenino, entonces seguimos con los ojos tapados.

El Elegido

Sin embargo, esta dinastía comenzó con la génesis de Anakin Skywalker, concebido por su madre Shmi y la propia Fuerza [2]. Tumultuosa es la palabra que mejor describe la vida de Anakin: primero nació siendo un esclavo hasta que por azares del destino se encontró con Qui-Gon Jinn, quien logró liberarlo, ya que él pensaba que el niño era el Elegido. Para ese entonces, Anakin también conocería a su futura esposa y madre de sus hijos, Padmé Amidala, y a su futuro maestro, un joven Obi-Wan.

Una vez como Padawan [3], el joven Skywalker regresó a su planeta natal, Tatooine, por tener pesadillas/premoniciones sobre la muerte de su madre. Tras conocer a su familia política —como su hermanastro Owen—, Anakin se corrompió por primera vez al dejarse llevar por la ira cuando mató a los secuestradores de su madre. Pero bien lo dijo el Maestro Yoda desde 1980, los «Jedi no deben dejarse guiar por sus sentimientos».

El mismo miedo nuevamente inundó a Anakin al soñar con la muerte de su esposa, situación que Darth Sidius —el futuro Emperador— aprovechó para seducir a Skywalker al Lado Oscuro de la Fuerza. De alguna u otra manera, fue el propio Anakin quien cumplió con esa premonición al romperle el corazón y la voluntad de vivir a Padmé, mientras que su antiguo maestro, Obi-Wan, lo derrotaba en un duelo.

Varios elegidos

Lo que alguna vez fue Anakin Skywalker quedó, literalmente, en pedazos y con una nueva identidad: Darth Vader. Por azares de la Fuerza, los tres Skywalker se reencontrarían para regresar el equilibrio, destruyendo a los Sith. Con un Luke como Caballero Jedi hecho y derecho, le hace saber a su padre que aún hay bondad en él y por no querer experimentar el dolor de ver otra vez a un ser querido suyo morir frente a sus ojos, Anakin resurge y se sacrifica al eliminar al Emperador, redimiéndose y cumpliendo la profecía.

El ascenso de Skywalker

Muchos años pasaron para que los personajes originales de Star Wars regresaran a la pantalla grande, además de algunas caras nuevas: la nueva sangre. El siempre legado agridulce de los Skywalker pasó a personajes como Kylo Ren —el hijo de Leia y Han Solo—, seducido por el Lado Oscuro y cegado por el fanatismo hacia la fase maligna de su abuelo. Por otro lado, el misticismo de ese apellido curiosamente se empalma con la desconocida Rey, sensible a la Fuerza y hábil en áreas que hemos visto antes, como el combate o la ingeniería.

Así pues, no es de a gratis que en estas tres trilogías tengan como protagonista o involucren directamente a uno o varios Skywalker. Sin embargo, nada dura para siempre y en este año 2019 finalmente culminará el legado cinematográfico que difícilmente podrá ser igualado y más por una sola familia.

Algarabía para recordar

1979 un año para recordar

El año que nieva en el desierto… que una monja gana el Nobel de la Paz… que son elegidas la primera gobernante mujer en Europa y la primera gobernadora mexicana… que México es visitado por un Papa… que un caballo de bronce trota por las calles del Distrito Federal… que los niños se emocionan con el Ecoloco… que un andarín mexicano bate un récord… que todos lloramos con todo, y los ricos… éste es 1979, un año para recordar.

  • 1979: Año Internacional del Niño.
  • Arenas blancas. 18 de febrero: Nieva en el desierto del Sahara.
  • La «dama de hierro». 4 de mayo: Margaret Thatcher es electa primera ministra de Inglaterra, la primera mujer en lograrlo en su país y en Europa.
  • La más caritativa. 17 de octubre: La albanesa Gonxha Agnes Bojaxhiu, mejor conocida como la Madre Teresa de Calcuta, gana el premio Nobel de la Paz y lo dona a los pobres.
  • Irán a la revolución. 16 de enero: El sha de Irán, Muhammad Reza Pahlevi, y su esposa, Farah Diba, son exiliados de Irán, que exige el fin de su gobierno laico; 11 de febrero: El ayatollah Jomeini llega a Irán para establecer el mando del Islam.
  • Guerrilleros al poder. Luego de 46 años de dictadura, el presidente Anastasio Somoza huye de Nicaragua. La guerrilla sandinista toma el poder y establece un gobierno socialista.
  • Los invasores. 1º de enero: El ejército vietnamita invade Camboya y derroca al sanguinario dictador Pol Pot, cabecilla de la organización terrorista Jemeres Rojos.
  • Nace un país. 18 de junio: En la República de Rodesia, toma el poder el primer gobierno negro y el país cambia de nombre a Zimbabwe.
  • Ola mortal. 12 de diciembre: Un maremoto en Colombia deja más de 500 personas muertas.
  • México, siempre fiel. 26 de enero: El papa Juan Pablo II visita México por vez primera. Millones de mexicanos se postran a sus pies, le piden la bendición y le cantan «Amigo». Durante la visita del pontífice, muchos no trabajaron y los niños se fueron de pinta, con el pretexto de ver un segundo al Papa y recibir su bendición.
  • Nuevas calles, nuevos nombres. 23 de junio: Se inauguran quince «ejes viales» en el Distrito Federal, con una extensión de 133 kilómetros y nueva nomenclatura. La calle de Niño Perdido cambia su nombre a Eje Central Lázaro Cárdenas —ya ni se supo quién era el «niños perdido».
  • Una mujer hace historia. 1º de noviembre: Griselda Álvarez Ponce de León es la primera gobernadora mexicana, al asumir el poder del estado de Colima.
  • Para los niños. 18 de abril: Se funda en los ee.uu. el primer canal infantil de televisión: Nickelodeon.
  • Ce de. 8 de marzo: La empresa Philips hace una demostración pública del disco compacto.
  • No más knock outs. 26 de junio: El campeón de los pesos pesados Muhammad Ali anuncia su retiro del boxeo.

[1] Star Wars: Episodio vi - El retorno del Jedi —Star Wars: Episode vi - The Return of the Jedi— (1983).

[2] De hecho, hay muchas similitudes entre la historia de Anakin y la de Jesucristo.

[3] Aprendiz Jedi.