Las autoridades de Pekín informaron el lunes del primer fallecido en la capital a causa del coronavirus que ha causado la muerte a más de ochenta personas desde que surgió a finales de diciembre, causando alarma mundial.

La víctima, que falleció a causa de un fallo respiratorio este lunes, es un hombre de 50 años que había visitado Wuhan, epicentro del brote en el centro del país, el 8 de enero y tuvo fiebre tras regresar a Pekín siete días después, dijo la comisión de salud de la ciudad.

Hasta el momento hay 82 muertos y 2,744 casos confirmados en todo el país, según el último balance oficial del lunes.

Todas las víctimas se encuentran en la provincia de Hubei (centro), salvo dos: un hombre de 88 años fallecido en Shanghái y otro de 50 en Pekin.

El virus se detectó por primera vez en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes y capital provincial de Hubei. Toda la provincia de Hubei está aislada del mundo. En total, 56 millones de personas están confinadas.

Las autoridades chinas decretaron toda una serie de restricciones a la movilidad en el conjunto del territorio para tratar de frenar la propagación de la epidemia.

Wuhan, de 11 millones de habitantes, quedó cerrada a cal y canto el jueves. La mayoría de los comercios están cerrados y se prohíbe la circulación de vehículos no esenciales.

Pekín también prohibió los viajes de buses de larga distancia desde y hacia la capital.

kg