Los colores, olores, sabores y la música de México dominarán este año la 44 edición del Festival de las Culturas del Instituto Smithsoniano, oficialmente inaugurada hoy.

El acontecimiento, el mayor de su tipo que tiene lugar en la capital cada año, estará dedicado a México, en coincidencia con los festejos con motivo del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana.

'En este 2010 vamos a celebrar la herencia de México', dijo Richard Kurin, subsecretario para la Historia, Cultura y el Arte del Instituto Smithsoniano, al declarar el inicio de la festividad.

Con más de cien participantes y expositores, la presencia de México será la mayor de las 20 ediciones en las que ese país ha tenido representación.

El embajador de México ante la Casa Blanca, Arturo Sarukhan, dijo que este nivel de presencia era la fructificación de dos años de esfuerzos para traer a la capital la cultura y diversidad de su país.

Dijo que la asistencia de México en la capital estadounidense, en este marco, en ocasión del Bicentenario de su Independencia y el Centenario de su Revolución 'resulta particularmente apropiado'.

Añadió que 'estamos entusiasmados de compartir con ustedes la vitalidad de las tradiciones populares, artísticas y culturales de las comunidades del México de hoy'.

Los cien participantes mexicanos que tomarán parte este año en las festividades provienen de comunidades tan diversas como los huicholes, seri o teenek; de Teotitlan, Apatzingan, Rejon, Xochimilco y Atlatlahucan.

La participación de México en el festival está organizada en cuatro áreas principales que han denominadas La Plaza, El Mercado, El Maguey y La Cocina.

En La Plaza, los visitantes podrán apreciar las ceremonias Wixárika de los huicholes, o participar en juegos Comcáac de los Seri.

Tendrán la oportunidad de aprender las danzas que ejecutan Los Chinelos de Atlatlahuca, un grupo de danzantes del estado de Morelos, quienes estarán acompañados por la Banda de Morelos.

También podrán vestir los elaborados tocados y trajes de terciopelo que, con ironía y humor, representan a los colonizadores españoles de los siglos XVI y XVII.

En El Mercado conocerán a la familia Vicente, tejedores de Teotitlán del Valle, Oaxaca, y podrán asistir a demostraciones sobre la fabricación de muñecas, para lo que utilizan todas las partes de la planta de maíz, y artesanías con la fibra del henequén.

En El Maguey, los visitantes podrán conocer el proceso tradicional de elaboración del mezcal en Oaxaca y el tequila en Jalisco. En La Cocina, diversos expositores mostrarán cómo se elabora una gran variedad de platillos de la comida mexicana.