El orden de los enunciados no obedece a un criterio de importancia. Son señales en el camino.

1.- La agenda del Poder Legislativo. Por primera vez en todo su historial, las comisiones de cultura de las cámaras de Senadores, de Diputados y de la Asamblea, pueden jugar un papel determinante. No sólo ante la institucionalidad, también para darle cara a los numerosos pendientes del sector cultural. Ojalá los legisladores no resulten dóciles y flojos.

2.- En la danza de los millones del gasto público en todos los niveles, es de esperarse se advierta el cambio en la forma de ejercerlo y en las maneras de informar su aplicación.

3.- La integración de los equipos de trabajo tanto en el Conaculta, como en la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal cobran relevancia por su mensaje político, generacional y, por supuesto, operativo.

4.- El 2013 es un año de Plan Nacional de Desarrollo y de Programa Sectorial. Las novedades a abordar no son pocas. Se trata de dar un salto cualitativo y, sobre todo, cuantitativo en la estructura de estos instrumentos. Ser capaces de una visión integral y transexenal.

5.- De los muchos pendientes por resolver con urgencia no sólo en el Conaculta, sino en la gran diversidad de entidades gubernamentales de los estados, el laboral reviste tintes de dramatismo. Dislocadas las dependencias entre el Servicio Profesional de Carrera, los contratos por honorarios anuales, de plazas por sueldos asimilados a salarios más el rezago en la base sindicalizada, asuntos como las jubilaciones para personal que han trabajado permanentemente desde hace 24 años o más sin cotizar, terminará por generar una oleada de demandas.

6.- Además de encarar el problema Walmart-Teotihuacán, el Conaculta debe poner en claro lo que sucedió en la remodelación del Teatro de Bellas Artes. Asimismo, es obligación ponerle transparencia al estado que guardan la Biblioteca Vasconcelos de Buenavista, la Ciudad de los Libros, el Centro de la Imagen, la Cineteca y los Estudios Churubusco.

7.- La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Secretaría de Relaciones Exteriores se supone que debe asumir la ofrecida y poco novedosa reestructuración de la diplomacia pública y cultural. Articular y fortalecer los institutos y crear otro mayor como el que se propone para, sobre todo, la enseñanza del español, suena casi imposible a juzgar por el presupuesto de la cancillería.

8.- Interesados o no en ella, la Cuenta Satélite de Cultura que dará a conocer el INEGI en el primer semestre marcará un punto y aparte en los empeños por caracterizar la economía y el sector cultural. Desde su base, invita a una amplia polémica y, por qué no, al desacuerdo.

9.- Mientras a los distribuidores y exhibidores de cine no se les aplique la ley de competencia, entre otras normativas, seguirán creciendo a sus anchas. Les viene otro buen año de la mano de la industria estadounidense. Por más dinero que le den a los cineastas mexicanos, no crecerán.

10.- No habrá mayor cambio en la producción editorial, tampoco en el negocio de las librerías. Alguna empresa española pueden dar la noticias del cierre de su sello en México.

11.- La obra de arte seguirá boyante como instrumento de inversión y de evasión fiscal. Seguirán siendo los de siempre quienes muevan el mercado.

12.- La Corporación Interamericana de Entretenimiento seguirá al frente del espectáculo en vivo e incluso diversificará sus nichos. Zignia Live, de Guillermo Salinas, la va a pasar muy difícil.

13.- Lamentablemente, los medios de comunicación públicos no verán mayor novedad, mientras los privados, con todo y nuevos canales, seguirán sumiéndolos en el abandono.

14.- Subsectores como el gastronómico y el vitivinícola crecerán a buen ritmo.

15.- Seguirán siendo objeto de esperanzas los nodos de desarrollo de contenidos digitales.

16.- Las exportaciones de bienes, servicios y/o productos culturales continuarán en una bonanza bajo control de los medios audiovisuales privados. ?No hay política de exportaciones culturales y las importaciones mantendrán su tasa de la mano de China y Estados Unidos.

17.- Se instalará la comisión organizadora del centenario del nacimiento de Octavio Paz y del Año de México en Francia, a celebrarse en el 2014.

18.- En cosa de meses, se sabrá si el Instituto Nacional del Emprendedor tiene sentido o será zona de confort; si los emprendedores y empresas culturales pueden esperar algo o seguirán descobijados.