Desde la llegada de Benjamín González, director general de Vinculación Cultural Comunitaria, las Fábrica de Artes y Oficios (Faro) en Aragón y Milpa Alta están en alerta.

“Hay una decisión de que Manuel Trujillo García, director del Faro Aragón, salga. Los trabajadores y alumnos queremos que se ratifique al director actual durante dos años más y que se mantenga el modelo actual focalizado en el cine”, señaló hace dos meses el cineasta Julio Carlos Ramos, y este sábado corrieron a Manuel Trujillo sin darle el derecho a defenderse.

El sábado, en medio de una asamblea del Faro Aragón, se presentó Benjamín González y Yohana Melchor para acusar a Manuel Trujillo Morris de irregularidades financieras.

Así, sin documentos o pruebas, les informó que Morris estaba en proceso por lo que no se le renovó el contrato.

Con actitud prepotente, Benjamín González advirtió a los trabajadores y talleristas sobre el apoyo al director, “tengan cuidado a quién apoyan. Los documentos hablan por si solos y están confundiendo a las personas”.

Los trabajadores consideran el encuentro como un atropello descarado para el Faro Aragón “pero sobre todo para la figura pública de Morris que ha sido constantemente vituperado y vilipendiado públicamente sin ningún documento legal ni notificación oficial, ha violentado sus derechos laborales y humanos de manera por demás lamentable e ilegal. Cómo saben, la administración de Morris, entre otros muchos aciertos, ha dotado a la Ciudad de México de un espacio alternativo para la formación y creación audiovisual artística y pública”,  señaló José Antonio Cordero, director de teatro.

El Faro de Aragón se caracteriza por su concepto audiovisual, es una herramienta cuyo uso se ha normalizado y estandarizado y hoy se ve amenazado por las nuevas autoridades.

Según palabras de Benjamín González, existen documentos que prueban irregularidades en la gestión de Morris; sin embargo, los trabajadores protestaron por la decisión, cuestionaron a González mientras el funcionario público se retiró sin dar mayor explicaciones y sin dar derecho de réplica.

“A partir de que yo tengo esas documentaciones se da la perdida de la confianza. Yo no puedo trabajar con alguien que esta sujeto a un proceso de investigación”, dijo Benjamín González.

Informó que la subdirectora de los faros, Yojana Jautzin Pupuri Melchor Campos, quien no cuenta con la experiencia para el puesto, se encargara del Faro Aragón.

En un comunicado oficial, Benjamín González Pérez  señaló que se detectó por una denuncia ciudadana y por documentos que obran en nuestro poder un desfalco financiero al Faro Aragón. Es nuestra responsabilidad dar parte a los órganos correspondientes. La contraloría interna de la secretaría de Cultura y al ministerio público, órganos que iniciarán un procedimiento conforme a sus facultades. Acudimos hoy a la Faro Aragón para garantizar que los servicios que se brindan a los ciudadanos y usuarios sean brindados con normalidad. Durante el proceso de investigación decidimos no recontratar al actual responsable ya que es uno de los directamente involucrados. Cuando la autoridad, llámese contraloría o ministerio público nos lo indiquen estarán los documentos probatorios a disposición de aquellos que quieran conocerlos.

No hay desmantelamiento, ni acoso contra la comunidad de la Fábrica de Artes y Oficios Aragón”.

Trabajadores y talleristas continúan con sus protestas y hoy, Manuel Trujillo aclarará todos los temas  en conferencia y se defenderá ante las acusaciones de Benjamín González, director general de Vinculación Cultural Comunitaria,  quien desde su llegada se ha visto envuelto en la pólemica por sus decisiones con  los Faros y sobre todo con el proyecto “Pilares” que también se encuentra en problemas ante la falta de pago a un grupo de  talleristas.

[email protected]