Guadalajara, Jal. Con saldo blanco y la participación de apenas 1,000 peregrinos que se acercaron a observar el paso de la imagen religiosa, concluyó la Romería de la Virgen de Zapopan, que, por primera ocasión en casi 300 años, se realizó de forma virtual debido al distanciamiento social por la pandemia de Covid-19.

Pese a que, anualmente la tradicional “Llevada de la Virgen”, desde la Catedral Metropolitana hasta su Basílica en el corazón de Zapopan, reúne alrededor de dos millones de fieles, este 12 de octubre, los gobiernos de Guadalajara y Zapopan, así como el estatal de Jalisco, implementaron operativos especiales a lo largo de los nueve kilómetros de recorrido para evitar aglomeraciones de fieles.

“No hubo ninguna concentración excesiva de personas y ninguna de las dos municipalidades nos reportó alguna situación que requiriera nuestra intervención”, afirmó Hugo Roldán, director de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos (UEPCB) de Jalisco.

Al presentar un balance del Operativo Romería Zapopan 2020, el presidente municipal, Pablo Lemus Navarro, informó, por su parte, que el municipio desplegó un estado de fuerza de 2,366 servidores públicos que reportaron, al final del evento religioso “sin novedad”.

“Esto se debe a que los feligreses, la ciudadanía, entendió perfectamente que la situación de emergencia sanitaria tenía que respetarse; no tuvimos absolutamente ningún incidente de inseguridad o de personas que quisieran no atender las medidas en torno a la protección que se hizo del contingente. La ciudadanía fue absolutamente respetuosa”, subrayó Lemus Navarro.

Indicó que, debido a la escasa presencia de fieles, este lunes, el personal de Aseo Público del municipio recogió cuatro toneladas de basura en las calles y plazas del municipio, mientras que, en años anteriores, levantaban hasta 70 toneladas de desechos.

Por su parte, el secretario general del Ayuntamiento de Guadalajara, Víctor Sánchez Orozco, informó que en el municipio participaron 2,300 elementos, principalmente de Protección Civil del municipio.

“Las misas que hubo, la misa del Patrocinio y la misa de despedida, se realizaron a puerta cerrada y con los filtros y todas las medidas preventivas”, indicó el funcionario tapatío.

En noviembre de 2018, la Romería “Ciclo Ritual de la Llevada de la Virgen” fue inscrita como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por su sigla en inglés), tras cinco años de proceso.

Al igual que la Romería, este martes 13 de octubre, se suspendió también la celebración del Día del Danzante en el atrio de la Basílica de Zapopan.