Joaquín Restrepo es un escultor colombiano que ha venido a México a exponer y también a formar nuevos “emprendedores en el arte”, dijo en entrevista para El Economista.

Trae dos exposiciones: una en la Ciudad de México, en la galería del anticuario Rodrigo Rivero Lake, y en la Marquesa de Mancera en el Pueblo Mágico de San Miguel de Allende.

Por su parte, Rivero Lake es un reconocido coleccionista de antigüedades provenientes de Indochina, India y China. Es el único anticuario mexicano que ha sido miembro de la Oriental Ceramic Society de Londres.

El artista refirió que la serie que se expondrá en México es la versión en formato pequeño, de no más de 50 centímetros, de las esculturas monumentales que realiza, invitado por el gobierno de China, para el parque natural de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, cuyo sendero verde urbano será el más largo del mundo con más de 500 kilómetros.

La muestra está conformada por obras como “Hóutúshén”, “Adán”, “Alter ego”, “Amor fati” y “Liberum memoria”, todas plasmadas en el 2018, cinco esculturas que permiten al visitante visualizar distintas épocas en un mismo espacio hacen posible la primera exposición del escultor colombiano en la galería que se ubica en Polanco.

Colaboración con México

Además, en una visita a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Restrepo dijo también que espera armar más proyectos con la máxima casa de estudios del país: “Las piezas monumentales son las que más me apasiona trabajar, en la UNAM me encontré con un grupo de estudiantes y de profesores increíbles, la verdad que la calidad humana de esa universidad me encantó. Sobre todo porque aportan muchísimo al área de emprendimiento; cuando llegué me recibieron con una feria que tenían en la Facultad de Artes y Diseño en Xochimilco”.

Esculturas se vuelven icónicas

Como buen emprendedor, reconoció que aspira a que sus obras cobren mayor tamaño y relevancia en la vida cotidiana de las personas, pues los parques como espacios públicos inciden en una cantidad de actividades y que las piezas cobran un valor icónico.

“Llevo muchos años abriendo camino en China, lo que más me gusta es trabajar en monumental, porque finalmente estas obras se convierten en íconos de las ciudades y los espacios públicos. Este paso en China para mí es importante porque precisamente es empezar a hacer las obras a una escala que realmente me gusta. En Latinoamérica se puede trabajar muy bien, pero no están esos presupuestos que tiene el gobierno chino, estas obras llevan algunos años de realizar, pero ahora estamos en una etapa de estudios de suelo con una escultura”, expresó el artista.

También manifestó que sus obras son “atemporales”, pues permiten al espectador visualizar distintas épocas en un mismo espacio, que tratan sobre la vida y la muerte, y a su vez, manifiestan la fragilidad y la fortaleza humana.

Destacó que en su segunda sede en México, que será en el showroom Marquesa de Mancera, creado por Marina Fernández de Córdova, quien colabora con diseñadores y arquitectos para desarrollar proyectos en conjunto, también se expondrá parte de la serie Elegantly Wasted del fotógrafo alemán Hubertus von Hohenlohe.

Finalmente, Restrepo comentó que las esculturas que presentará en San Miguel de Allende y Ciudad de México se realizaron y se fundieron en México, por lo que confió que a partir de estas exposiciones comience una larga relación para lograr obras monumentales en nuestro país.