Un restaurante holandés prueba ofrecer comidas al aire libre en medio de coronavirus: se trata de pequeñas cabañas de vidrio o greenhouses, como las llama Mediamatic, la empresa que las diseñó proponen una “hospitalidad segura” donde sólo cabe una mesa para dos o tres personas en un patio público.