Los conflictos bélicos en Medio Oriente, principalmente la guerra civil que azota a Siria desde el 2011, han provocado la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, un hecho que, desde el punto de vista económico, podría representar una oportunidad para una Europa envejecida.

Stéphan Sberro Picard, profesor del Departamento de Estudios Internacionales del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), explicó que no se trata solamente de un problema de índole económica, sino que tiene que ver con la política del viejo continente. Sin duda la llegada de nuevos migrantes tiene sentido, (ya que) Europa está basada en esa circulación de los actores de producción que son capital, bienes y servicios, pero también mano de obra y en eso se distingue de otras integraciones regionales como América del Norte o América Latina .

En el caso específico de Alemania, la llegada de miles de personas provenientes principalmente de Afganistán, Irak y territorio sirio, podría tener el potencial de aliviar la disminución del número de trabajadores.

Según pronósticos del gobierno alemán, su población, que actualmente es de 82 millones de habitantes, en el 2050 se reducirá 15% y la mano de obra disminuirá 30 por ciento. Un estudio elaborado por Bertelsmann Foundation indicó que Alemania necesitará casi medio millón de migrantes cada año hasta el 2050 para contrarrestar el impacto de la falta de personas en condición de laborar.

Desde el punto de vista económico, se justifica completamente, porque Alemania es el país más abierto a la inmigración, comparado con otros, como Francia o los países mediterráneos, los países de Europa del Este y sobre todo Reino Unido, del cual no se habla mucho pero está completamente cerrado a esta llegada de nuevos migrantes , precisó el catedrático.

Sin embargo, emplear a los refugiados en el país germano requeriría una fuerte inversión, pues cada migrante desempleado le cuesta a los contribuyentes 12,000 euros anuales. Sólo 8% encuentra trabajo en el primer año y la mayoría depende del Estado en cuanto a alimentos y vivienda, según información de Reuters.

De las 965,000 personas que han solicitado asilo en el país germano entre enero y noviembre de este año, 55% son menores de 25 años. Los jóvenes podrían ser integrados de manera más sencilla en áreas como los servicios sociales, la cual generó más de 900,000 empleos desde finales del 2007, o la industria de la alimentación, donde se crearon 200,000 plazas de trabajo.

Refugiados, ?problema de seguridad

Sberro reconoció que, en ocasiones, con el arribo de personas que buscan una nueva oportunidad de rehacer sus vidas en un territorio diferente a su país de origen, puede llegar gente que después plantee problemas de seguridad .

A manera de ejemplo, Sberro mencionó que un francés que regresa de Siria ya está considerado como peligroso, entonces es difícil entender la lógica de Francia de (...) aceptar a 20,000 sirios , situación que para el catedrático, plantea debates políticos delicados.

En este sentido, vale la pena recordar los recientes ataques terroristas perpetrados por ciudadanos franceses miembros del Estado Islámico contra varios puntos de París, los cuales cobraron la vida de 130 personas.

Acoger a los inmigrantes plantea ventajas como cuando un refugiado busca trabajo.