El 2017 venidero será un año crítico para el sector de la construcción en Nuevo León. De acuerdo con el PPEF, la derrama en obras se contraerá 65% respecto de lo invertido en el 2016. La entidad recibirá sólo 0.9% del total distribuible para infraestructura.